La historia de Final Fantasy VII

FFVII es uno de los mejores videojuegos. Tiene una profunda jugabilidad, personajes carismáticos, buenos minijuegos… una historia impresionante. De hecho muchos que se lo pasen a penas habrán descubierto la punta del iceberg. Os contamos la historia de Final Fantasy VII con spoilers.

Revolucionando los videojuegos

En 1997 apareció un videojuego muy peculiar. Se trataba de Final Fantasy VII, un juego que venía de una saga a la que muchos casi ni conocían. Pero con él, llegó la locura. Gráficamente no era nada del otro mundo. A Claud por ejemplo le faltaba un hombro. Además tenía un desarrollo muy lineal: Haz esto ahora, luego lo otro… Pero con él se sigue una historia impresionante y, a partir del segundo CD, se abre todo un planeta entero para descubrir. De hecho nos cuesta imaginar que la PSX y CD’s pudiera abarcar tanto, porque el planeta es inmenso.

Avalancha

Un grupo terrorista ambiental

La historia de Final Fantasy VII se ambienta en un mundo de distopía un ex Soldado de Sinrha, Claud, se une a un grupo de terrorismo ambiental llamado Avalancha. Este grupo terrorista tiene el objetivo de destruir los reactores Mako de Shinra, que drenan la energía del planeta. No lo saben, pero esto está provocando un peligro sin precedentes.

Claud conoce a Aeris

El primer golpe de los terroristas surte efecto, ya que se destruye un reactor. Sin embargo durante el segundo la maniobra se complica y Claud cae a los suburbios. No llega a matarse porque cae sobre un jardín de flores. Allí conoce a Aeris, una joven que esconde un secreto: es el último Cetra. Esto es clave para la historia de Final Fantasy VII. Por este motivo la persiguen los Turcos, asesinos a sueldo de Shinra. Claud se convierte en el guardaespaldas de la joven y huyen al sector 7 con Tifa.

Claud y Aeris

Un falso atentado de Shinra

En el sector 7 descubren que Shinra pretende destruir esa zona y culpar a Avalancha. Al mismo tiempo creen que destruirán un enclave importante de los terroristas. El grupo trata de impedir el atentado, pero no llegan a tiempo y encima Aeris es secuestrada por los Turcos. Familiares y amigos mueren. Sólo Claud, Barret, Tifa y Marlene sobreviven.

Rescatando a Aeris

Cuando Avalancha se recompone deciden ir a rescatar a Aeris a la sede central de Shinra. Allí conocen a Red XIII, quien se une a ellos. Después consiguen rescatar a su amiga Aeris. Sin embargo todo el personal de Sinrha había sido asesinado, incluido el presidente. El responsable es un viejo conocido de Claud: Sephiroth. Además éste ser se llevó consigo a Jénova, una criatura del centro de investigaciones.

Shinra

Conociendo al antagonista: Sefirot

Por tanto Avalancha persigue un nuevo objetivo. Ya que consideran que Sefirot quiere la Tierra Prometida y puede ser muy peligroso para el planeta. Al grupo se le unen otros miembros como Vicent, Cid, Yuffie y Cait Sith. Pues necesitan toda la ayuda posible para hacer frente a lo que se les viene encima: Sephiroth pretende dañar mortalmente al planeta, para absorber la energía donde éste se regenere y así convertirse en un Dios.

Sephiroth

La lucha contra Sefirot

Avalancha accede a un templo Cetra donde Sefirot quiere tomar la Materia Oscura, imprescindible para su plan de venganza. Cuando parecía que el grupo terrorista podría escapar con la Materia Oscura, Sephiroth ejerció control mental sobre Claud, obligándole a devolvérsela. Entonces Aeris revela su origen Cetra y decide actuar por su cuenta para evitar la destrucción del planeta. En esta ocasión todos viajan a una ciudad Cetra, donde Sefirot intenta que sea Claud quien la asesine, pero éste logra resistirse. Entonces es el propio Sephiorth quien asesina a sangre fría Aeris. Los amigos lloran su muerte y la dejan descansar sobre un lago cercano.

Jénova: La calamidad que cayó del cielo

Claud duda sobre sus propios orígenes, llegando a considerar que él mismo es un engendro de Jénova. Pues este ser es un extraterrestre que trata de volver a todo el mundo loco y expandir mutaciones, mediante un virus. El planeta, para evitarlo, crea unos seres gigantescos, las Armas. Los Cetra fueron extinguidos al combatir con Jénova. Consiguieron detenerlo. Pero Profesor Hojo, un científico de Sinhra, realizó experimentos con Jénova, removiendo la amenaza pensando que era un Cetra. Pues Sefirot nació de implantar células de esta criatura en un feto de una mujer embarazada. Y por este motivo enloquece, destruyendo Nibelheim. Es el eje de la historia de Final Fantasy VII.

Jénova

El clon de Claud

El grupo viaja al cráter del norte para enfrentarse a Sefirot. Sin embargo éste hace creer a Claud que en la matanza de Nibelheim el responsable fue un Soldado de pelo negro. Ese personaje Claud no lo conoce, pero se trata de Zack: su verdadera identidad. Por tanto esta treta le sirve a Sefirot para que Claud le entregue la Materia Oscura, con lo que invoca a Meteorito y despiertan las Armas. Entonces Claud cae en la corriente vital.

Zack y Claud

La locura total

Mientras Avalancha busca a Claud y lo encuentra en una isla, Shinra combate contra las Armas y Meteorito se acerca lentamente. A consecuencia de los disturbios ocasionados por las Armas, Claud y Tifa caen en la corriente vital. Entonces Claud recompone sus recuerdos. Entiende que él nunca fue un Soldado y el Soldado que cree que era, es Zack. Y en la matanza de Nibelheim fue Sefirot y no Zack el causante. De hecho Zack, Claud y Tifa lucharon codo con codo por evitarlo. Claud consiguió lanzar a Sefirot a la corriente vital, llevándose la cabeza de Jénova. Pero no murió, se cristalizó durante muchos años conJénova. Mientras preparaba su venganza.

Final Fantasy: Sefirot y Claud

La verdad de Claud y Zack

En la masacre de Nibelheim Zack y Claud sobrevivieron. El profesor Hojo se los llevó para experimentar con ellos. Les hizo las mismas «mejoras» que solía hacerles a los Soldados. Por tanto, les introdujo células de Jénova. 4 años más tarde Zack consiguió escapar, llevándose a Claud. Por tanto Sefirot pudo controlar a Claud por las células que le inyectaron, no por su origen. Además, esas mismas células, llevaron a Claud a construir una personalidad falsa sobre el amigo que había luchado con él y lo rescató de Sinhra. Entonces Zack fue asesinado y Claud se unió a Avalancha.

El sacrificio de Aeris

Aeries, justo antes de ser asesinada por Sephirot, convocó un hechizo con la Materia Blanca: Sagrado. Era la única forma de oponerse a Meteorito. Tuvo éxito, pero Sefirot lo vio e impidió que se manifestara.

La batalla contra las armas

Sinrha y Avalancha se unen para detener la amenaza de las armas. Lo consiguen, pero la mayoría de ejecutivos muere. Hojo sobrevive, revelando que es el padre de Sefirot. Pero descubren que el científico está ayudando a Sefirot a dominar la corriente vital, lo matan.

FFVII: Claud vs Sephiroth

El último enfrentamiento: Sefirot Dios y el Meteorito

Avalancha viaja al cráter del norte para derrotar a Sefirot. Pero después regresa a Jénova para convertirse en Dios. Una vez vencido definitivamente, liberan a Sagrado, la última voluntad de Aeris. Sin embargo Sagrado no es capaz de detener a Meteorito y debe ser ayudado por el planeta, para evitar la destrucción total. Sin embargo Midgar, la sede se Shinra, queda destruida. Y así termina la historia de Final Fantasy VII.

Sephiroth dios

Muchos juegos para la historia de Final Fantasy VII

La historia de Final Fantasy VII es la suma de todos los juegos que han salido sobre este universo. En especial necesitamos Final Fantasy VII y Final Fantasy Crisis Core para unir todas las piezas. Y aun así cuesta.

La saga de Final Fantasy

La saga de Final Fantasy

Deja un comentario

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.