La historia de Final Fantasy VII Remake

En su momento ya contamos la historia de Final Fantasy VII, pero creo oportuno traer la la historia de Final Fantasy VII Remake, ya que sufre cambios significativos con la del juego original. Tenemos una trama importante, la de los ecos del destino, que no puede pasar desapercibida.

La historia que se mantiene

Buena parte de la historia principal es calcada. Claud es un EX SOLDADO de Shinra que es contratado como mercenario por el grupo terrorista AVALANCHA para ayudarles a destruir reactores Mako. Estos reactores lo que hacen es drenar la energía del planeta, de la corriente vital, para dar energía a la ciudad de Midgar, la más grande del planeta. El grupo encabezado por Barret junto con Tifa, Jessie, Biggs y Wedge saben que están cometiendo un acto terrorista, peo consideran que el fin justifica los medios. Y lo que pretenden es salvar al mundo. En cambio Claud llegó sólo por el dinero, pero acabó uniéndose a la célula terrorista y siendo uno más de ellos.

Cuando destruyen el primer reactor, es la propia corporación de Shinra la que hace que la explosión sea mayor, llevando el caos al sector. Los miembros de AVALANCHA se sienten tremendamente tristes, pero deciden continuar con su revolución. Lo que no sabían es que los planes de la oscura corporación era incriminarlos en los ataques, en cooperación con Wutai, sus enemigos. De esta forma convierten al grupo de Barret en enemigos de la nación y tienen la excusa perfecta para iniciar la guerra con sus auténticos enemigos. Entonces son atacados por una máquina de guerra y Claud cae al vacío…

Claud cae sobre una iglesia, sobre un campo de flores. Aeris le despierta y le pide un favor: que la salve de los Turcos. Claud se convirtió en su guardaespaldas y la llevó a la casa de su madre. Entonces descubrió que ella en realidad es un Zetra, la especie mas antigua. Ella le acompaña al cuartel general de AVALANCHA, pero por el camino ven a Tifa, que se dirige a la mansión de Don Corneo. Tifa decidió presentarse como una de sus «novias» para sacarle información sobre por qué los Turcos estaban interesándose por el grupo de AVALANCHA. Finalmente Claud, Aeris y la propia Tifa descubrieron que Shinra está planeando destruir el sector 7, donde se encuentra la base de AVALANCHA.

Volvieron a casa toda prisa, pero por el camino vieron helicópteros de combate, que les adelantaron. Al llegar vieron a sus amigos luchando contra Shinra, pero al borde de la derrota. Claud y Tifa subieron a la torre para proteger la plataforma. Mientras tantos Aeris fue a salvar a Marlene. La batalla en la torre fue épica, pero finalmente Shinra logró hacer caer la plataforma sobre el sector 7, destruyendo el sector completo. Aeris tampoco logró escapar, fue capturada por los Turcos, pero consiguió poner a Marlene a salvo, en la casa de su madre. Y es que querían que la Zetra les condujera a la Tierra Prometida.

Como no podía ser de otra forma, AVALANCHA se adentró en el edificio Shinra para rescatar a Aeris. Allí descubren que el alcalde es un infiltrado del grupo ecologista radical, que les ayuda. Allí ven réplicas de Sefirot, o representaciones de Jénova, la calamidad caída del cielo. Ojo es el científico, o profesor loco, que experimenta con sus células para crear soldados más poderosos. Finalmente AVALANCHA consigue escapar…

El papel de los Ecos del destino y Sefirot

La historia que he contado, es muy parecida a la que se cuenta en el juego original. Aunque hay que aclarar que, debido a la mala traducción, no llega a entenderse muy bien. En el remake lo que ocurre es que cada vez que la historia va a cambiar, aparecen unos misteriosos seres encapuchados, figuras fantasmagóricas con la misión de que el destino no cambie en nada. Pero poco a poco, según avanza la aventura, estos espectros tienen más y más trabajo, teniendo que aparecer a menudo y dividirse para poder salvar todos los posibles futuros.

Al final los ecos del destino son miles y el grupo protagonista lucha contra el guardián del destino, engañados por Sefirot, para evitar acontecimientos como la muerte Aeris, la caída del meteorito o… (indirectamente) la derrota de Sefirot. De esta forma el futuro se abre ante nosotros, provocando alteraciones en el destino y descubriendo así un nuevo plan de Sefirot.

Desde luego, todo lo que ocurre parece manipulado por el gran antagonista del juego. Desde un principio lo vemos ver aparecer como una alucinación en la mente de Claud. Se ve así los problemas mentales que sufre el protagonista, que en ocasiones no puede diferenciar la realidad de la ficción. Su destino esta ligado al de Sefirot, de alguna forma. Incluso es él quien empuja al grupo a enfrentarse al destino, con tratas y engaños de lo que hace creer que sería «el final malo».

El polémico final de Final Fantasy VII Remake

Todo estaba encaminado a que la historia de Final Fantasy VII Remake acabara en la carretera de salida de Migdar, pero al final todo cambia. Los fans se ven divididos ante esta reinvención de la mejor fantasía de la historia de los videojuegos, con un Sefirot que retoma fuerza al gozar de una segunda oportunidad para convertirse en Dios. Sobretodo ese monstruo final, al mas puro estilo Kingdom Hearts, no ha gustado mucho. Sin embargo las posibilidades que abre son inmensas. ¿Zack ha sobrevivido? ¿Hay realidades paralelas? ¿Ya no morirá Aeris? De ahí el polémico final de Final Fantasy VII Remake. La historia toma un nuevo rumbo, ante el temor de muchos que consideran que puede perderse en un ataque de fantasía surrealista. Pero… ¿Y si les sale bien?

Deja un comentario

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.