El polémico final de Final Fantasy VII Remake

Hablamos sobre el polémico final de Final Fantasy VII Remake. Se trata de un argumento que rompe con la trama argumental del Final Fantasy VII original. Los fans están divididos: ¡esto no tenía que pasar, sobra! Pero otros dicen… ¡a partir de ahora se reinventa la mejor fantasía final! ¿Qué cambiará y qué no en las secuelas? ¡Todo vale! A partir de ahora seguimos con spoilers.

La explicación de los ecos del destino

Se trata de unos espectros del planeta, unas nubes oscuras o figuras sombrías con capucha, con voluntad propia. Esta energía abismal se asegura que los acontecimientos sigan la línea temporal que todos conocemos. De hecho toda la historia del remake es un calco, ya que esta fuerza del mundo empuja a los personajes para que sigan el camino marcado. El destino está escrito, con la muerte de Aris, con la derrota de Sefirot, o Sephiroth, las armas del planeta… Eso es lo que los ecos del destino tratan de preservar. Pero tenemos al antagonista moviendo los hilos desde las sombras, haciendo que todo cambie, y tenga una oportunidad de no perder en la batalla final. Vamos a recorrer un camino desconocido. ¡La expectación es máxima!

La derrota de los ecos del destino… ¿una nueva historia?

De hecho, el boss final de esta primera parte del remake son los propios ecos del destino, o el eco abisal. Red XIII dice que si pierden el combate se harán realidad las alucinaciones que están teniendo. Visiones de la muerte de Aeris y todo lo acontecido en la historia original. Pero… en la autopista de salida de Midgar ¡acaban rompiendo el destino! Los guionistas se han sacado este As de la manga para desarrollar un nuevo juego, con guiños al original, pero con historias paralelas, viajes en el tiempo, un destino incierto… Hay personajes que habían caído, que pueden estar vivos… como Zack, Biggs, Weiss, Jessie… ¡Tenemos una nueva aventura que disfrutar! Hay tanta expectación de lo que está por llegar. ¡Y será de mundo abierto!

El polémico final de Final Fantasy VII Remake

¿Por qué el polémico final de Final Fantasy VII Remake no ha gustado?

Los fans de Final Fantasy aseguran que la historia es tan jodidamente buena, que deberían haberse limitado a calcarla. Y es que pocos juegos han conseguido unos personajes tan carismáticos como Claud, Sefirot, Zack, Barret, Aerith y Tifa. Hay cientos de elementos que el universo ya es rico de por sí, como los reactores Mako, los clones de Jénova, la fuerza vital del planeta, la corriente vital, las armas, la compañía Shin-Ra, los límites de la creación, la tierra prometida y mucho más. Por lo que es innecesario totalmente añadir conceptos nuevos. Tal vez sí hubiera sido necesaria una traducción mejor, ya que hay muchas cosas que no se entendieron. O una ampliación de las partes más interesantes… pero ¿una re-invención completa?

No se necesita ampliar con tramas nuevas, sino explicando mejor lo que ya hay, dando profundidad a los personajes y enriqueciendo el juego ya de por sí extenso. Sin embargo en FFVII Remake hay cosas nuevas y, con este final, se asegura que todavía habrán más en las entregas que faltan. Nosotros pensamos que esto es algo maravilloso, que se creado un efecto mariposa en la línea temporal, y que lo que está por venir todavía va a ser más grande y mejor que la obra maestra que dejamos atrás. Porque todos conocemos esa historia, pero no la que está por llegar, con tantos elementos grandiosos que nos dejan sin aliento. Nunca me había emocionado tanto con un remake que no es fiel. Pero… ¿lo mejor está por llegar?

Deja un comentario

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.