Guía de Total War: Warhammer III: Reino de Slaanesh

En la Guía completa de Total War: Warhammer III: Reino de Slaanesh te mostramos como jugar con la realeza del exceso. Slaanesh es una Diosa del Caos del Exceso, el hedonismo, la lujuria y la obsesión. Cuando Slaanesh lo mira: lo quiere y no habrá fuerza en universo que le detenga. Además de lujuriosa, es extremadamente diplomática. Aquí te mostramos como jugar con esta raza y conseguir la victoria perfecta.

Quinatesencia: Gratis en Steam

¿Cómo Empezar? Reino de Slaanesh

En esta página sobre la facción Slaanesh en Warhammer III, aprenderás a iniciar una campaña perfecta. Perfecta en los términos que solo un demonio de la seducción puede concebirlo. Así que aquí, junto a los Seductores de Slaanesh y comandados por el implacable N’Kari, os mostramos como vencer enemigos.

N’Kari: Comandante del exceso

N’Kari lidera la nación de los Seductores de Slaanesh. Su juego temprano es bastante fuerte, ya que comienzan en la parte superior del mapa en la esquina. Eso significa que no tienes nada que temer del norte y el oeste. Esto te permite expandir tus horizontes visitando y consiguiendo recursos al menos por unos cuantos turnos.

Norsca: Principales enemigos

Desde el comienzo del juego, estás en guerra con los clanes vecinos de Norsca. Toma el control de dos de sus provincias más cercanas a ti. Probablemente querrán negociar la paz, pero no deberías estar de acuerdo. Estas áreas son ricas en recursos estratégicos: oro, hierro y mármol.

Sur: Principal objetivo

Desde el sur, al otro lado del mar, compartes una frontera con una península a la que más clanes Norsca llaman hogar. Son perfectos para usar “Influencia Seductora” contra ellos. Esto lo explicaremos más adelante en la sección de Mecánicas Únicas. Con Influencia Seductora podrás dominar eventualmente: nunca es suficiente en lo que vasallos se refiere. En nuestra guía de Slaanesh te mostramos como.

Capturando tus primeras provincias: Inicio de la Guerra

Después de capturar las dos primeras provincias, tendrás que elegir. Comienzas el juego en guerra con la facción de Khorne liderada por Skarbrand El Exiliado. Lo más probable es que este señor legendario se haya mantenido fuera de tus asuntos por ahora, pero ahora que lo bordeas, podría ser problemático.

Guía completa de Warhammer III

¿Pelear o Sobornar?

Puedes pagarle y hacer las paces con él para que se ocupe de otras cosas. Sin embargo, recomendamos continuar la guerra, ya que eliminar a un enemigo tan fuerte desde el principio puede ahorrarle muchos problemas en el futuro. La decisión es tuya. Puede que la Facción Khorne sea un viento que siembres que más adelante se convierta en tempestad demoniaca. Procura vencerle si tienes los recursos para hacerlo.

La guerra es la única vía

Si decide continuar la guerra, recuerde que Skarbrand es extremadamente poderoso. Intentará enfrentarse a ti en combate directo y puede enfrentarse a varios escuadrones al mismo tiempo. Las unidades de Slaanesh no tienen mucha armadura por lo que la guerra puede ser difícil. En este punto deberías tener tres ejércitos.

Grietas del Caos

N’Kari y su ejército deberían dirigirse a los reinos de los demonios, ya que las primeras grietas deberían aparecer allí en ese momento. Los otros dos deberían atacar a Khorne. Detrás de tu odiado enemigo encontrarás otra nación de Slaanesh con la que puedes formar una confederación. El futuro del caos, el exceso y la lujuria depende de tus jugadas estratégicas.

Aspectos Militares

En este pequeño y brevísimo segmento, comentaremos sobre todo lo necesario para los aspectos militares. En la guía de facciones demoniacas, Slaanesh en Warhammer III está muy cargada de información. Específicamente sobre el ejército, las estrategias y los señores de la facción. Procuramos ser lo más extensivo posible. Esperamos que la Lujuria domine y reine en un mundo consumido por el caos.

Guía de Unidades Total War: Warhammer III: Reino de Slaanesh

Las unidades de Slaanesh son muy rápidas y deberías usarlas para tu ventaja. Sus tropas son ideales para flanquear y atacar desde varias direcciones a la vez. También tienen una buena selección de caballería y carros. Podría decirse que su movilidad es la más rápida de todas las facciones. Sin embargo, mayor velocidad implica el sacrificio de algo igual de importante: la armadura.

Desventajas de las unidades

Desafortunadamente, su movilidad tiene el costo de parámetros de armadura bajos. Esto significa que debes evitar las batallas de desgaste. Tampoco tienen artillería ni unidades a distancia. Esto los hace extremadamente vulnerables con facciones donde el cuerpo a cuerpo es su principal carta. La facción Khorne o los Ogros son mortales para el Reino de Slaanesh.

Ventajas militares

Sin embargo, tienen acceso a escuadrones con la habilidad de guardia frontal. Esto significa que durante la fase de despliegue se pueden colocar en el centro del campo de batalla. Usa esto para esconder tus tropas y emboscar a los enemigos o atacar su retaguardia. Pensar estratégicamente puede ser una ventaja importantísima: Un ataque relámpago sin que el enemigo se lo espere puede ser la clave de la victoria.

Devora a tus enemigos y usa bestias gigantes

La facción también tiene muchas unidades de monstruos que son muy útiles durante la batalla. Pueden devorar a los enemigos (a menudo literalmente) con una velocidad inmensa. La facción tiene acceso a algunas bestias muy grandes. Esto, combinado con una buena emboscada, podría derrotar tropas enemigas con una facilidad impresionante.

Estrategia de batalla

El reino de Slaanesh, como dijimos anteriormente, tiene poca armadura. Por ello, las estrategias vinculadas a la espera y la defensa no son las indicadas. El reino donde la lujuria y los excesos dominan, los arrebatos podría decirse, es la moneda de curso. Una estrategia con esta facción debe ir orientada a ahogar el enemigo con ataques recurrentes y masivos.

Formaciones Alternativas, sin tradicionalismos

Las formaciones tradicionales no funcionan con esta facción. Intenta inundar el campo de batalla con tus unidades. Evita las grandes escaramuzas. No esperes a que tú oponente venga a ti. Usa unidades rápidas para dispersar a los enemigos que se acercan y sepáralos en grupos más pequeños. Que sean tus fuerzas principales las que manejen el ritmo de la batalla.

Ataca sin parar

Si eres tú el que ataca, trata de realizar ataques falsos, haz que el enemigo se reúna en varios frentes. Ataca donde veas un punto débil: las unidades voladoras son especialmente útiles aquí. No juegues con la estrategia de vencer al enemigo de un solo golpe. Engáñalo, sepáralo, busca de romper sus filas y luego masácralo.

Alíate y vence a tu enemigo

También puedes superar las filas enemigas con poderosos monstruos, pero no son suficientes para crear un frente por sí solos. Sin embargo, pueden romper las líneas hostiles para facilitar el trabajo a tus escuadrones restantes. En nuestra guía de Warhammer III mostramos que Slaanesh tiene unidades que ahogan a los enemigos con sus ataques veloces. Rompe sus filas con tus aliados y luego redúcelos a cenizas.

Guía de Total War: Warhammer III

Señores

El legendario Señor N’Kari es un hechicero capaz de lanzar poderosos hechizos. Entre todos los señores y héroes disponibles para esta facción, solo uno de ellos es un especialista en combate cuerpo a cuerpo. Esto significa que no debe colocar a sus comandantes en el frente. Deberías mantenerlos detrás de tus fuerzas principales y dejar que debiliten a los enemigos/fortalezcan a los aliados.

Mecánicas Únicas

Tal vez sea porque el exceso es parte de la ética de Slaanesh, pero es la facción con más mecánicas del juego. Aquí os mostraremos todas las mecánicas de esta facción lujuriosa y agresiva. No penséis que estos Demonios del Caos no tienen un as bajo la manga. Con mucha visión podrás hacer sucumbir a cualquier facción del juego. Las mecánicas son:

  • Devotos.
  • Difundir cultos.
  • Seducción (unidades de seducción).
  • Influencia Seductora.
  • Invocar ejércitos de discípulos.
  • Manifestación profana.
  • Actos Placenteros.

Guía de Devotos en Total War: Warhammer III: Reino de Slaanesh

Los devotos son el recurso único de Slaanesh. Los obtienes a través de eventos aleatorios, saqueando asentamientos y después de las batallas. Sirven como moneda para tus habilidades únicas de facción, por lo que siempre debes tener tantas como sea posible. Por ello, las avanzadas agresivas y rápidas es la mejor manera de subir tu cantidad de devotos. Con mayores devotos, podrás usar las otras mecánicas únicas con más facilidad.

Difundir cultos

Si el nivel de corrupción de una provincia es lo suficientemente alto, existe la posibilidad de que se establezca allí un culto. Los demonios pueden usar esto a su favor para crear edificios especiales. Slaanesh, sin embargo, no necesita esperar hasta que tenga suerte con la corrupción. Esta facción puede establecer sus propios cultos sin ningún problema. Solo debes establecerlos lo más rápido posible en tu partida.

¿Cómo hacerlo?

En la parte superior de la pantalla hay un botón que crea cultos de Slaanesh, en hasta tres provincias, después de presionarlo. Desafortunadamente, esto es costoso, ya que cuesta 1000 devotos. Aunque el costo se puede reducir con tecnologías específicas si las desarrollas a tiempo. Esto se puede hacer una vez cada 10 turnos. Vale la pena si tienes la oportunidad, ya que tendrás la oportunidad de crear edificios únicos.

¿Qué beneficios trae?

En cada provincia controlada por el culto, puedes construir una estructura que otorgue diferentes efectos. Entre ellos tienes el de aumentar el número de devotos en cada turno. También podrás tener una bonificación de influencia seductora para el propietario del asentamiento. No olvides que puedes convocar a un ejército/héroe cercano, etc. Esto, desafortunadamente, cuesta 250 devotos.

¿Dónde encontrarlo?

Cuando abres el menú de provincias en la esquina superior derecha, deberías reconocer fácilmente los asentamientos con cultos gracias a los íconos de «pirámide». En términos económicos, los beneficios son muy altos en relación a los costos. Para negociar estos beneficios (con devotos) solo debes ser implacable. Sigue nuestros consejos sobre Slaanesh para poder vencer rápidamente a vuestros herejes del caos.

Seducción (unidades de seducción)

Los demonios de Slaanesh son expertos en la seducción. Esto está representado por su habilidad especial para seducir a las unidades enemigas. Antes de cada batalla, Slaanesh puede convencer a algunos escuadrones enemigos para que cambien de bando. Desafortunadamente, no puedes hacerlo sin límites. Esto se vincula directamente al Lore y a la historia de Slaanesh.

Hay límites al seducir unidades enemigas

No se puede pasar de un determinado presupuesto y número de unidades que se pueden obtener de esta forma. Debes tener en cuenta que el escuadrón seducido no se quedará contigo para siempre: volverá a su dueño anterior después de la batalla (si tu enemigo sobrevivió) o desaparecerá. Puede actualizar esta habilidad con tecnologías del segundo árbol.

Influencia Seductora

A diferencia de otros demonios, a la facción de Slaanesh no le disgustan automáticamente las naciones que no son del caos. Prefiere dominarlos. Al tratar con humanos y elfos, tus demonios pueden corromperlos. Por ello es la facción que más oportunidades tiene de hacer “aliados”, si no decides llamarles esclavos. Las desventajas que tiene esta facción se compensan con los devotos.

Total War: Warhammer III

¿Cómo incrementar tu influencia?

Tu influencia puede incrementarse mediante combates o pactos. Cuando alcance el 100% podrás convertir la facción en tu vasallo. Sabrás que es posible gracias a un círculo violeta brillante junto a la cabeza del líder de la facción. No pierdas el sentido de la estrategia dejando de lado la visualización de tus unidades. Con una buena estrategia y una influencia considerable en el campo de batalla: la victoria heroica espera.

Limitaciones

Vale la pena señalar que no puedes usar este poder contra aliados (primero debes romper el pacto si quieres hacerlo). También puedes dominar facciones solo cada 10 turnos. Usar esta habilidad te cuesta 300 devotos. Pero si haces un análisis minucioso: cada 10 turnos tienes la posibilidad de pensarte bien la estrategia. Por ende, mientras influyes en algún enemigo, ya visualizas el siguiente.

Invocar ejércitos de discípulos

Otra mecánica exclusiva de Slaanesh es convocar a un ejército de discípulos. Para hacerlo, el ejército invocador debe tener al menos 10 unidades. La habilidad cuesta 300 Devotos y 20 más cada turno (costo de mantenimiento). No es recomendable usarlo siempre, porque si el costo de mantenimiento es muy prolongado puede ser perjudicial. Mejor tener activa las otras mecánicas que un ejército de discípulos inutilizado.

Técnica especial: Segundo ejército

Un segundo ejército más pequeño aparecerá cerca del original. Estas unidades no se pueden reponer como las normales. También sufren de agotamiento con provincias sin mucha corrupción Slaanesh. Sin embargo, pueden resultar útiles en batallas muy igualadas. Úsalos con calma y premura: que la codicia no te gane.

Manifestación profana

Manifestación Profana, según esta Guía de Total War: Warhammer III: Reino de Slaanesh, es una solicitud de apoyo dirigida al Dios del Caos. Cada facción de demonios tiene sus propios hechizos, 4 de ellos en total. No todos están disponibles inicialmente y se desbloquean cuando la corrupción de la facción crece en todo el mundo. En nuestro caso: obviamente, la corrupción de Slaanesh). En este apartado de Warhammer III, la guía de Total War te mostramos como aumentar estos valores.

Manifestaciones profanas de Slaanesh:

Las manifestaciones profanas de esta facción son varias. Aquí nos tomaremos el tiempo de mostrar cada una de ellas. Algunas se encontraran disponibles desde el principio; otras habrá que desbloquearlas con tareas específicas. Pero eso no nos quitará la ambición por el exceso de controlarlos a todos. Las manifestaciones son las siguientes:

Dolor Por Placer

Esta se encuentra disponible desde el principio. Las unidades del ejército reciben un 6 % de daño extra, pero pueden avanzar más en el mapa. Las unidades de las facciones se podrán volver más rápidas, sus cargas y la potencia de sus armas aumentan. Si usas adecuadamente esta manifestación profana serás una maquina imparable de muerte.

Carnaval de los Malditos

Para usar esta manifestación profana es indiscutible que necesitas 1000 puntos de corrupción Slaanesh. Esto te penaliza con la inmovilización de tu ejército por dos turnos, pero obtienes 100 Devotos inmediatamente. Junto a eso, habrá bajas en el desarrollo de la provincia local del enemigo. Esto se vuelve en una buena bonificación si te encuentras con tiempo y suficiente espacio entre el enemigo y tus unidades.

Martirio infernal

Para usar esta bonificación ameritas nada más y nada menos que 2000 puntos de corrupción Slaanesh. El principal beneficio es que el presupuesto de seducción de la unidad aumenta en un 100 %. También permite que la corrupción de Slaanesh en la provincia local aumenta en 8%. Cada vez que quieras usarlo tendrás que transitar por 15 turnos de enfriamiento de la habilidad.

Levantamiento de culto

Para Levantamiento de Culto necesitas por lo mínimo un total de 3000 puntos de corrupción de Slaanesh. Es una gran inversión. Esto permitirá que tu ejército de discípulos sea convocado cerca del asentamiento durante 5 turnos. Sin embargo, tendrás que tardar 15 turnos de tiempo de reutilización. Puede ser una gran salvada de partida si lo haces en unos momentos de mucha necesidad.

Guía de Total War: Warhammer: Grand Cathay

Actos placenteros

Los actos placenteros son otra mecánica única para la facción de Slaanesh. Te permiten aplicar efectos especiales a la provincia. La diferencia con los mandamientos es que aquí se puede hacer hasta en provincias incompletas. Sin embargo, tienen un tiempo de reutilización y cuestan Devotos. Desde la izquierda, en la guía de Warhammer III os mostramos. Estos son:

Fiesta de placer

Tiene un costo de: 2000 Lealtad (moneda regular) y 100 Devotos. Ofrece un crecimiento de 50 y un control de 5.

Caza Placentera

Tiene un costo de: 200 Devotos. En cambio, obtendrás un control de tu provincia de 20%, así como un costo de reclutamiento de menos del 25%. Además, tus ejércitos locales obtendrás un segundo rango inmediatamente y sin problemas.

Arena del Placer

Tiene un costo de: 100 Devotos. A cambio, obtienes un 50% en controles de provincias. Además, aumentan los ingresos de todos los edificios en un 20%. Es una bonificación muy interesante. Sobre todo al inicio de la partida.

Tecnología y Edificios

En este pequeño apartado sobre tecnología y edificios podrás encontrar información sobre desarrollo de tu provincia y facción. Siguiendo la estética de las anteriores entradas, esto será pan comido. Incluimos aquí los consejos sobre las tecnologías y edificios al iniciar una campaña en Slaanesh.

Tecnologías

Las tecnologías de la facción Slaanesh tienen un tema de «fragancia”. Cada aroma contiene varios proyectos de investigación que generalmente se pueden desarrollar en cualquier orden. Además, las tecnologías en el lado derecho de la pestaña a menudo requieren edificios especiales, que deben tenerse en cuenta al desarrollar asentamientos. Siempre que el aroma vaya con los objetivos, poco importa.

Árbol de Habilidades

Debes comenzar desarrollando el primer árbol: Esencia de la Promiscuidad Aberrante. Hay mucha investigación aquí que puede darle una ventaja. Entre ellas se encuentra: mayor control de la provincia, edificios más baratos, por ejemplo. Pero también encontraras costos más bajos de Difusión de Cultos y más oro de las estructuras.

Edificios

En primer lugar, debe manejar la tesorería y el ejército, por lo que es en lo que debe invertir. Comience creando las mejores estructuras posibles en la pestaña Militar básico. Puede iniciar con crear infantería y caballería, la columna vertebral de su ejército. De esta manera tendrás mayores oportunidades de conseguir devotos y cultos.

Recursos importantes para edificios

Tu provincia inicial ya tiene recursos de hierro en el asentamiento de Montaña Sangrienta. Debe adquirirlos y desarrollarlos lo antes posible. También hay oro y mármol en la provincia vecina que también debes conquistar. Si logras Montaña Sangrienta y la provincia vecina, en menos de 20 turnos ya tienes todos los edificios.

En Conclusión

El reino de Slaanesh es uno de las facciones más complejas de desarrollar. Quien esté acostumbrado a generar estrategias diseñadas con escaramuzas y mucha armadura se le hará difícil. Por ello creamos una Guía de Total War: Warhammer III: Reino de Slaanesh para acompañar a los novatos. Que la lujuria impregne tu juego y que el exceso te acompañe en esta batalla por el domino del caos. Slaanesh espera, joven discípulo del placer.

  Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters

Deja un comentario

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.