La emotiva historia de To the moon

114
To the moon

To the moon es un videojuego indie basado en su emotiva historia. El juego tiene muchas carencias, pero el jugador se sentirá profundamente intrigado con la emotiva trama que tiene. Pero lo mejor de todo es que ha sido desarrollado por una sola persona: Kan Gao.

Fuera complejos tecnológicos

Este videojuego, To the moon, no tiene un grandioso apartado técnico. De hecho sus gráficos dejan mucho que desear, así como su jugabilidad. Pero hay que reconocer que tiene virtudes que lo hacen especial para todo el que lo juega. Hablamos, como no, de su emotiva historia. Además tiene una banda sonora que ayuda a sentir ese sentimiento tan profundo que causa. Y es que hay un dicho: si no lloras con To the moon es que no tienes alma. Un mito que ha ayudado a crecer este gran juego, que no ha sido movido por ninguna gran compañía, sino por el boca a boca de los jugadores. Para más sencillez, ha sido desarrollado con RPG Maker. Por tanto nos demuestra que todos podemos crear nuestro propio juego. Lo podéis adquirir en Steam para Windows, Android e iOS.

La historia con alma de To the moon

Personalmente lo he podido jugar y me ha encantado. Pero hay que tener claro que el juego tiene muy poca jugabilidad y es lineal. En realidad esta historia podría haber triunfado como novela, o como película; pero el autor decidió darle forma de videojuego. Hay que tener claro que el juego está en inglés, por lo que hay que saber inglés para comprender lo que se cuenta, o ver la serie de vídeos que empieza en el vídeo de arriba.

To the moon

Todo empieza con un anciano que está a punto de morir en el futuro. Entonces contrata a una empresa que hace los sueños realidad. Algo así como en Abre los ojos. A través de su recuerdos viajarán por sus vivencias para encontrar el detonante de su felicidad. por este motivo, y con todo lo que se cuenta después, la trama llega al corazón. Dicho así no se puede transmitir ni la mitad de la mitad de lo que puede hacer sentir, pero os aseguro que consigue calar muy hondo. Se basa en impregnar al espectador de detalles, o anécdotas de una vida, que le hará sentir empatía por el protagonista. Y después todo conecta tocando la fibra sensible de cada uno. Todo se une en un final cargado de emotividad que te hará volver a sentir humano.

No te pierdas:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Completa la siguiente suma Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.