¿Qué son los juegos indie?

Los videojuegos independientes, también conocidos como juegos indie o indie games, son los que han sido creados por pequeñas desarrolladoras o grupos de personas. Este tipo de juegos son innovadores y suelen distribuirse de forma digital.

¿Cómo saber si es un indie game?

En los últimos años no paramos de ver como salen más y más juegos a los que llamamos «indie». Los videojuegos no son el primer medio en el que se empezó a usarse esta palabra para hacer referencia a productos «independientes». Mientras que en la música o pintura es un término que está bastante bien definido, en los videojuegos no. Esto es debido a todos los factores que hay que tener en cuenta. Por tanto no se ha podido delimitar una línea concreta en la que un juego es o deja de ser «indie».

Estos son algunos de los puntos que se suelen tomar como referencia para saber si un juego es «indie» o no. Podremos ver hasta qué punto son válidos o se suelen cumplir.

juegos indie

Tamaño de equipo

Este es uno de los puntos que casi siempre se cumple. Casi todos los juegos indies games suelen ser creados por equipos muy pequeños. Algunos incluso por una sola persona (como en Braid, Undertale o Dust: an elysian tail). Este es un punto donde no hay mucha discusión. Un equipo de 10 personas para hacer el juego es un equipo pequeño, pero un equipo de 150 o 200 personas ya tiene un tamaño importante. Con todo lo que un equipo de ese tamaño conlleva en temas de presupuesto. Ya estamos hablando de un proyecto bastante grande. Aunque podría tratarse de algún caso concreto de kickstarter. Por lo general los juegos indie siempre cuentan con equipos pequeños.

Presupuesto

En este punto puede haber más problemas para determinar cuándo es un indie game o no. Muchos juegos se hacen con un presupuesto muy limitado o nulo contando solamente con el dinero y el tiempo de los creadores. Pero en otros casos y especialmente con el auge de los kickstarters y de los early access, muchos proyectos ya no sufren tanto el límite de presupuesto, como se puede ver en el reciente proyecto de Blasphemous que ya ha superado los 333.000 dólares en muy poco tiempo. Obviamente una financiación por estos métodos no es lo mismo que una empresa con un presupuesto mucho mayor. Desde luego hoy en día sigue siendo un inconveniente, pero con las opciones que hay para financiarse no es un gran obstáculo para aquellos juegos que demuestran una mínima calidad.

Precio

En los últimos años los juegos indie han estado siempre con un precio cerca de los 20 € o inferior. Salvo en algunos casos muy concretos que pueden aumentar, pero no demasiado, y nunca acercándose al precio que puede tener un triple A. Éstos suelen ser más altos debido principalmente a los gastos millonarios que tienen que cubrir.

A principios del año pasado se lanzó The Witness, videojuego de Jonathan Blow que tuvo un precio de 36,99 euros en Steam. Este juego reavivó la polémica por el precio de salida que deberían tener los juegos indie.

Como casi todo, en mi opinión, un juego solo tiene el valor que uno le da. Pero de manera «objetiva» el precio de un videojuego debería ir en relación a su contenido y la calidad. Todo ello independientemente de si se trata de un indie game o de un triple A. Así que el precio no debería depender de quien haga el juego sino de la calidad del juego.

Duración / contenido / calidad:

Este punto está fuertemente relacionado con el anterior. Por lo general se considera que los juegos indie deben ser juegos de corta duración. Sin contar obviamente a los rogue-likes, mobas o similares. Sin demasiada calidad y con unos gráficos muy inferiores. Pero nada más lejos de la realidad. Sólo hay que ver algunos de los juegos indie más populares que hemos visto últimamente, como Hollow knight. Tiene una duración de unas 30 o 40 horas. Esa es la duración aproximada de casi cualquier triple A actual.

Y lo mismo pasa con la calidad. No tengo nada en contra de los triple A, pero últimamente los grandes juegos salen con una calidad bastante inferior a la que se esperaría de ellos. Mientras que cada vez nos llegan más juegos indie de altísima calidad. Además mejoran mecánicas en las que los triple A se han quedado atascados. A fin de cuentas cada vez tenemos más juegos indie con mucho contenido de alta calidad y horas de diversión. Así que el mito de que los juegos indie no tienen contenido o que deben ser juegos cortos no es más que eso, un mito.

juegos indie

Influencia externa

Este es posiblemente el punto donde más debate puede haber. En muchos juegos indie podemos ver cómo se tratan temas que grandes compañías prefiere no tratar o hacerlo de una manera mucho más discreta y superficial. Crean o mejoran mecánicas, y arriesgan al crear sus juegos más de lo que una gran compañía se atreve. A veces una gran empresa como EA, Sony, Microsoft… decide financiar y apoyar a un juego indie.

Estamos en un punto en el que es difícil saber si es un juego indie o no. Estas empresas supuestamente se limitan a financiar estos proyectos. Pero ¿hasta qué punto podemos estar seguros de que la empresa no modifica o influye en el juego en cuestión?. Y aunque la empresa no le obligue directamente a cambiar cosas en su juego, limita. Puede influir a modificar cómo van a tratar ciertos temas y si lo harán como lo habrían hecho si no contasen con el apoyo de esa empresa. La única manera de saber si el juego se ha visto influido por esa empresa sería comparar el juego que los desarrolladores querían hacer y el juego que acabaron sacando. Es algo difícil de saber si no eres uno de ellos.

En resumen

No hay una definición que nos aclare lo que es un juego indie. El concepto abarca demasiado. Pero sí podemos saber lo que no es, o lo que suele ser. Un juego no debería considerarse indie por su precio o su calidad. Un juegos indie es un juego que está desarrollado por un grupo normalmente pequeño que se financia por su cuenta. Además no debería verse influido por otras empresas, que modifiquen el producto original.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.