Los jefes mas difíciles de Elden Ring

Aunque parezca difícil de creer, se pueden organizar los jefes más difíciles de Elden Ring según su grado de dificultad. Ante la pregunta ¿Qué jefes de las tierras intermedias son difíciles? Todos, pero habrá alguno que con astucia podremos derrotar.

Por ello, aquí te incluimos una lista desde el menos complicado de vencer hasta el que amerita tener una pata de conejo conectado al mando.

Quinatesencia: Gratis en Steam

¡Alerta de Spoiler!

Algunos de los jefes presentados en esta lista son parte de la historia y puede que sea mejor ir paso a paso. Incluimos en esta lista los 4 jefes que otorgan runas, aunque ameriten solo dos para avanzar. Esperamos que logren vencerlos todos y cada uno de ellos. Las tierras intermedias les esperan: a por ellas. Recomendamos tener algunas hojas de té relajante, vuestra mejor comida terapéutica y algunos pañuelos: aquí habrá destrucción de ilusiones.

Godrick El Injertado

Jefes más difíciles de Elden Ring

Godrick no es un jefe muy difícil de vencer, pero si se vuelve un dolor de cabeza en los primeros momentos del juego. Godrick el Injertado es ese recordatorio a nuevos (y viejos) sobre la importancia de no subestimar los juegos de Miyazaki. Si decides ir al castillo del Velo Tormentoso demasiado pronto ¡llevar viales, muchos! Que os hará falta. No subestiméis a Godrick El Injertado.

Exzykes, El Decadente

Exzykes, El Decadente es un dragón que nos estará esperando en la zona (No-Vayas-Si-eres- Nuevo) de Caelid. Si vienes de los Souls como nosotros: Caelid es como si fueras a Ciudad Infestada en Dark Souls siendo un marginado ¡permanentemente! Nivélate primero. Este dragón es difícil porque combatir contra él es una apuesta segura a pillar la putrefacción roja: lleva viales.

Centinela Agreste Draconiano

Jefes más difíciles de Elden Ring

La familia siempre te dará una mano cuando más lo necesites. Pero en este caso, esta mano tiene una alabarda gigante, montado sobre un caballo y con ganas de asesinarte. Tal vez te sentiste Dios cuando venciste al Centinela Agreste en los prados de las Tierras Intermedias. Pendiente de su ataque fulminando de rayo y su caballo que escupe fuego. Procura no estar frente a él en la batalla.

Morgott, El rey del Augurio

Jefes más difíciles de Elden Ring

El que avisa no es traidor, dicen por ahí. Este Rey del Augurio es uno de los jefes más difíciles de Elden Ring, aunque el más amable: avisó que acabaría con vuestras ambiciones. Este es un jefe donde hay que esquivar muchos ataques: rodar es vuestro Ave María. Tiene ataques con saltos y muchos ataques amplios. Atento a su set de ataques.

Astel, Innato del Vacío

Jefes más difíciles de Elden Ring

Miyazaki es una bestia: Nos pone un jefe que nos recordará lo peor de Bloodborne y la dificultad de Elden Ring. El innato del vacío es un jefe extremadamente difícil (y es opcional). Tiene ataques gravitacionales, rayos cósmicos y brazos muy largos. Además que llegar a él es medianamente complicado. Diseño muy cool del personaje: no os distraéis mucho o morirás, bueno, morirás varias veces de todos modos.

Alecto, Líder de los Cuchillos Negros

Jefes más difíciles de Elden Ring

No es para más: Alecto es uno de los jefes más irritantes y difíciles de vencer. Tiene la trinidad divina del quicio perdido: Esquiva todo, ataca súper rápido y no te deja curar. Muy pendiente de sus ataques que tienen un alcance medio, no te quedes mucho tiempo cerca de él. Luego de que llegues a los límites de la paciencia humana, al vencerle, te da una hostia de invocación.

Rykard, Señor de la Blasfemia

Rykard, Señor de la Blasfemia

Una autentica grosería e insulto para los jugadores acérrimos de FromSoftware (los nuevos). Los viejos estamos acostumbrados: enemigos gigantes con dos fases súper difíciles. El combate con Rykard tiene la ventaja de otorgarnos un arma especial para atacarle a distancia. Aunque esto no lo hace más fácil. No os acerquéis a la lava, llevar aliados, persinate para la segunda fase y que dios los agarre confesados, porque iréis al infierno.

Gárgolas Denodadas

Gárgolas Denodadas

¿Recordáis esos combates con las gárgolas en las dos primeras entregas de Dark Souls? Vuelven en Elden Ring. Claro, no las mismas, sino unas versiones más difíciles. Son dos gárgolas que tienen ataques amplios y te recomendamos llevar aliados o invocaciones. Menos débiles que las de Hoja Negra pero igual de desafiantes.

Godfrey, Señor del Circulo / Hoara Lux

Godfrey, Señor del Circulo / Hoara Lux

Este es un jefe maravilloso de dos fases. El combate es justo, muy técnico y amerita mucha precisión para esquivar sus ataques. Frente a tantos enemigos surreales, Godfrey nos ofrece un combate a la vieja usanza. Cuando se transforma es otra cosa. En su modo Hoara Lux sacrifica a su león y tiene ataques amplios y devastadores. Es uno de los jefes más difíciles en Elden Ring precisamente por su segunda fase.

Radahn, el Azote de las Estrellas

Radahn, el Azote de las Estrellas

¿Os gusta ser azotado, vejado y tener que llorar de la frustración? Radahn es vuestro jefe. En Radahn encontraras el reto más difícil hasta ahora: lleva compañeros, muchos viales y no vayas si no tienes armas fuertes. Esto último le importa un bledo a Radahn, pero te hará sentir más seguro. Radahn, Azote de las Estrellas es uno de los jefes más difíciles de Elden Ring.

Radagon / Bestia de Elden

Radagon / Bestia de Elden

No por nada es el jefe final de Elden Ring. Toda un reto personal, técnico y psicológico. Es bastante maravilloso su primera fase: preciso, desafiante y con mucho arsenal de ataque. Con precisión y técnica podrás vencerle. El reto viene al tener su segunda fase: tendrás que investirte del manto de la paciencia. ¡Vamos! Véncele y conquista Elden Ring.

Malenia, La Espada de Miquella

Malenia, La Espada de Miquella

Estaba claro que Milena es una de los jefes más difíciles de Elden Ring. Sin lugar a dudas desde que salió Elden Ring a la venta las consultas psicológicas han aumentado, todo gracias a ella. No por nada le llaman la Diosa de la Putrefacción y la que nunca ha conocido la derrota. Pendiente de su segunda fase: una total aniquilación a la poca autoestima que tenemos.

¿Queda Sinluz alguno que pueda caminar?

Luego de esta tarea titánica que representa vencer a todos los jefes del juego, inclusive los opcionales, esperamos que quede paciencia en algún jugador. Si algo ha sabido Miyazaki hacer desde FromSoftware es poner a prueba nuestra perseverancia. Cada jefe puede representar un obstáculo en la vida: solo quien persevera podrá crecer en este camino.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.