Los fallos de PES 2018

277
Fallos de PES 2018

Hablamos de los fallos de PES 2018. Se trata de un gran juego de fútbol, el mejor del mercado. Pero eso no quita que también tenga aspectos a mejorar o así como elementos a añadir. Y todo esto lo sabemos después de muchas horas de juego.

El jugador debe adaptarse al juego, no al revés

Entre los más evidentes fallos de PES 2018, encontramos que hay estilos de juego más efectivos. Además, como la IA tiende a atacar de una forma y los jugadores del online siempre buscan la forma más efectiva de marcar, sientes que siempre se ataca igual. En el juego del año pasado el centro desde la banda era el “chetado”, y este año las paredes, junto con los balones al espacio (el “triangulazo”). Esto hace que además cobre mucha importancia defender reculando. Por tanto para ser el mejor no tienes que ser el mejor, sino adaptarte mejor al juego.

La eterna debilidad: Las licencias

Históricamente el PES siempre ha tenido una gran carencia respecto a su competidor, el FIFA. En este año la ausencia de equipos importantes se hace más evidente que nunca, porque teniendo un gran juego duele ver equipos falsos. Si bien es verdad que mediante parches los equipos y competiciones se pueden licenciar rápidamente, también es verdad que a mucha gente le echa para atrás por no haberlo hecho antes. Por lo cual, es un problema menor para los que conocemos el juego, pero un problema mayor para las ventas. Aunque parece que Konami se está poniendo las pilas para mejorar en este aspecto. Pero de momento, este es otro de los fallos de PES 2018.

Fallos de PES 2018

Poca innovación en los modos de juego

Si bien es verdad que han implementado 2 modos de juego muy conseguidos, el resto que ya había sufren muy poca evolución. Esto hace que un jugador de PES que haya jugado a la Liga Master o a MyClub en años anteriores, pueda verse frustrado al repetir siempre las mismas dinámicas. En especial como estos dos modos de juegos son los referentes de PES 2018, son los que más deberían evolucionar. Pero con añadir un par de detalles no es suficiente. El jugador quiere ver libertad en sus acciones, que nada sea igual al jugar una sola vez y que jugarlo sea muy emocionante. Hay juegos que dan esa impresión en cada partida. PES no lo consigue ni de un año a otro. Lamentable.

Los árbitros son demasiado blancos

He llegado a ver jugadores que se quedaban solos y, tras recibir una falta por detrás, no reciban ni siquiera tarjeta amarilla. Las entradas de roja son amarillas. Las rojas directas escasean. Al portero nunca lo he visto expulsado. Los pocos penaltis los hacen jugadores en el online, no la IA. La IA por no hacer, no hace ni faltas. Llevo 100 horas jugadas y he chutado 4 o 5 faltas. Esto es uno de los fallos de PES 2018 más importantes. Ya cada vez quedan menos para corregir, pero en este punto se ha empeorado en lugar de mejorar. No sientes la sensación, nunca, de que el árbitro pueda ser un factor importante del partido. Lo es, siempre, pero por lo que no pita.

Fallos de PES 2018

Fallos menores de PES 2018 para corregir

Hay muchos detalles que pueden mejorar en este juego. Por ejemplo poner una segunda barra de energía para esfuerzos intensos. No es realista que un jugador pueda recorrerse el campo de punta a punta, sin sentir fatiga. En este juego es posible porque sólo se tiene en cuenta la energía global durante el partido. Otro error garrafal es que al detenerse el juego, en muchas ocasiones hay cortes en la retransmisión. Esto hace que los jugadores se redistribuyan por el campo, evitando la sorpresa en el ataque. También podemos destacar el movimiento del portero antes de lanzarse el penalti, se bloquea. ¿Qué sentido tiene eso?

No hay nada que se distinga de la competencia

Para mí este es el más importante de los fallos de PES 2018. Por ejemplo FIFA tiene Mi camino, con un modo historia aceptable. O el fútbol femenino. El Pro debería tener algo que lo distinga. Y eso sería inventándose un modo de juego, o unas acciones únicas. Pero parece que Konami siempre va a remolque de EA Sports. Las celebraciones de los goles, el desgaste del césped… Podría inventarse un modo de juego diferente, o dinámicas dentro del modo de juego especiales. Por ejemplo, minijuegos para presionar, replegarse, protestar… en los balones parados. Que los árbitros tengan una barra invisible de presión, y a partir de un punto empiece a descontrolarse. Y que además de esa barra tenga sus propios parámetros, como los jugadores. Todo ello para que cada partido sea diferente.

No te pierdas:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Completa la siguiente suma Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.