Estamos en la novena generación de videojuegos

Sí, como lo habéis leído. Estamos en la novena generación de videojuegos. Esta generación arrancó oficialmente el 3 de Marzo de 2017 con el lanzamiento de Switch. Lo hizo, una vez más Nintendo, adelantando el futuro tras fracasar con la Wii U.

La generación de realidad virtual y gráficos realistas

Parece una ironía. En los últimos años se ha experimentado con la realidad virtual, pero ha sido un fracaso total. Pensamos que puede ser que aun haya una tecnología rudimentaria para estos fines, porque siempre había un margen de 6 a 9 años entre generaciones, y en esta ocasión se ha tardado sólo 5 años. Nintendo lo ha vuelto a hacer, como ocurrió en 1996 con su Nintendo 64. Eran 64 bits para una era de 32.

Nintendo Switch

La Nintendo Switch ha sido la consola que ha roto los márgenes del tiempo para las generaciones. El gigante del sector lo ha hecho para volver a lo más alto, después del fracaso estrepitoso de Wii U. Su nueva propuesta es una consola híbrida: mitad consola de sobremesa, mitad portátil. Tiene dos mini-mandos, una tablet y una base con la que se puede combinar de diferentes formas. Una propuesta peculiar para poder decir: Estamos en la novena generación de videojuegos. Pero ahora falta que tenga éxito.

Nintendo Switch

El primer videojuego de la novena generación

El primer juego oficial de Nintendo ha sido The legend of Zelda: Breath of the Wild. Se trata de otra maravilla gráfica. De hecho en los últimos años cada vez que ha salido un nuevo Zelda, sólo hemos podido admirarlo. En esta ocasión viene con un mundo abierto, o sandbox, que harán la experiencia mucho más enriquecedora.

Proyecto Scorpio

A esto hay que sumarle el proyecto Scorpio. Se trata de la nueva consola que todavía está por descubrir. Lo veremos en los próximos meses. Sin embargo, y debido al nombre en clave que tiene, ha generado una gran expectativa. Veremos con que nos sorprenden esta vez los de Microsoft.

La calidad está cayendo a favor de los gráficos

Año a año estamos viendo que los videojuegos pierden en profundidad, sin embargo acaban siendo mejores juegos al mejorar todo lo demás. Esto venía siendo así en los últimos años, pero está llegando a un punto en el que sólo prima la espectacularidad, perdiendo demasiado en otros valores. Prueba de ello son los re-diseños de las últimas consolas, las remasterizaciones y la poca variedad de los nuevos títulos. Algunos yotubers apuntan a que podría llegar otra crisis del videojuego. Hecho improbable, porque los jugadores siguen comprando juegos. Pero… si esto siguiera así en algún momento tendría que estallar.

Deja un comentario

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.