Nota: 8.4

Diversión
Gráficos
Historia
Jugabilidad
Sonido
Innovación

Se ha hecho esperar, pero por fin ha llegado Final Fantasy XV. Viene acompañado de Final Fantasy XV: La película. Esto hace que la historia sea redonda. Además el mundo abierto le sienta muy bien, aunque la historia se desarrolla mediante un lineal. Lo analizamos.

Serie: Final Fantasy
Año: 2016
Generación: Octava generación
Disponible para: PS4, Xbox One
Género: Acción, rol, sandbox
Desarrollador: Square Enix
Editor: Koch Media
Texto: Español
Voces: Inglés
Duración: Mínimo 30-35 horas + mundo abierto
Jugadores: 1
Web: http://www.finalfantasyxv.com/

10 años de desarrollo para el primer sandbox de la saga

Esta es la última fantasía. Final Fantasy XV está en los límites de la imaginación. El diseño del mundo está a mitad camino entre la realidad y la fantasía. Lo que iba a ser en principio un spin-off, se convirtió en un monstruo que debía tomar forma. Lo hizo tras 10 años de producción, pero que gracias a ello ha ganado en estabilidad. Aun así tiene lagunas, pero en líneas generales podemos decir que es un buen juego y que, a pesar de su estilo de mundo abierto, mantiene la esencia de Final Fantasy.

Más espectacular que divertido

Jugar a Final Fantasy XV es una nueva experiencia. Para empezar hay que decir que se maneja a un sólo personaje, y al resto de amigos sólo se le puede activar ataques especiales. Eso sí, los combates son espectaculares y el hecho de tener libertad para hacer lo que uno quiera consigue que sea divertido. La estrategia ha perdido mucha profundidad, enfocando las cualidades de los personajes a las armas y las habilidades. Por lo cual cada lucha resulta sencilla, pero al mismo tiempo es más directa, por lo que no llega a aburrir.

Buenos gráficos, pero con fallos puntuales

Si valoramos lo que vemos en Final Fantasy XV cuando vamos montados en el Regalia, perfectamente podríamos darle una nota muy superior. Sin embargo hay texturas de baja calidad (como los personajes secundarios) y bugs gráficos (como traspasar paredes), que lastran la experiencia visual. Aun así hay que resaltar el buen diseño de los personajes principales, los enemigos y el mundo donde se desarrolla la historia. El mundo es muy atractivo y se nota que se ha hecho con alma, porque los pequeños detalles se han cuidado mucho.

Final Fantasy XV

Una historia emociona

En cuanto la historia de Final Fantasy XV, es lo bueno de los Final Fantasy en general. ¿Qué podemos decir? Sencillamente que la han vuelto a hacer. Tenemos una historia realmente compleja, que necesita toda una película para poder entenderla completamente. Tal vez esto sea un error, el hecho de no ser un juego independiente, pero creemos que el resultado merece la pena. Por supuesto no contaremos nada para que sea el propio jugador quien la descubra, pero sí podemos adelantar que se basa en el valor de la amistad. ¿Alguna idea mejor?

Si la quieres conocer más en profundidad: La historia con spoilers. No dejará indiferente a nadie.

Jugabilidad sencilla, pero directa

En cuanto a la jugabilidad, no es mala, pero es más espectacular que efectiva. Llevas un grupo de 4 amigos, de los cuales sólo manejas a Noctis y los otros sólo puedes indicar que realicen ataques especiales. Los combates son en tiempo real, rompiendo con la dinámica habitual de la saga, que es por turnos. Estos combates lucen muy bien, sobretodo al verlo desde fuera, y al jugarlo no está mal, pero resulta demasiado sencillo. La cámara a veces juega malas pasadas y puedes perder visibilidad en momentos claves.

Respecto a las habilidades y aficiones, se acumulan durante los combates y las acciones que se realicen, pero sólo se asimilan al dormir. Esto da una importancia a descansar en Final Fantasy XV, elemento que suele pasar muy desapercibido en la mayoría de juegos.

Apartado sonoro sobresaliente

Este es el apartado de mayor calidad. Un sobresaliente. El sonido ambiente es sencillamente espectacular. Pero la música de las secuencias de cinemáticas, batallas épicas o viajes memorables… Esas escenas son grandiosas sólo por los acordes musicales que las acompañan. En cierta medida podemos decir que este juego es grande por su banda sonora. Lástima que las voces no hayan sido traducidas al español. Además tenemos melodías de anteriores Final Fantasy.

Innovación sí… pero manteniendo la esencia

Muchos fans de la saga se quejaban amargamente al descubrir el estilo sandbox. Realmente no habían probado el juego. La libertad de acción se aplica exclusivamente para subir de nivel y entretenernos con aspectos secundarios. Pero cuando la historia comienza vuelve el estilo lineal característico de la saga. Tal vez se podría haber pulido mejor ese cambio de estilo, ya que resulta muy brusco. Pero entendemos que es la dirección correcta y que, si en un futuro consiguen perfeccionar la fórmula, entonces nadie pondrá trabas al arte. Será una obra maestra.

Valorando Final Fantasy XV

En definitiva Final Fantasy XV es un juego que luce muy bien gráficamente, aunque tiene bajones de texturas puntuales que le restan calidad. Tiene combates en tiempo real demasiado sencillos. El estilo mundo abierto da un nuevo enfoque a la saga, que le sienta muy bien. La historia principal es muy emocionante, aunque lineal, pero las misiones secundarias son muy poco interesantes, a excepción de la caza. El cambio de mundo abierto a historia principal es demasiado brusco. Dura aproximadamente 30 horas y después siempre puedes seguir subiendo de nivel, como viene siendo lo habitual, pero no se aprovecha bien el mundo abierto. Con todo tenemos puntos muy buenos y puntos muy malos.

Lo mejor:

  • Una historia emotiva.
  • La acción es muy directa.
  • Caza muy bien implementada, a lo Monster Hunter.
  • Banda sonora impresionante, con la posibilidad de comprar temas de anteriores entregas.
  • Gran estabilidad del juego, a pesar de los buenos gráficos.
  • Buenísima iluminación, con cliclos de día/noche y climáticos.

Lo peor:

  • Dificultad sencilla en cuanto la historia principal, pero demasiado aleatoria en las misiones secundarias.
  • Misiones secundarias de muy bajo nivel, a excepción de la caza.
  • El coche va solo, con un piloto automático al que sólo puedes indicar el destino.
  • Diferencia brutal entre mundo abierto y la historia principal, completamente lineal.
  • Combates en tiempo real, demasiado sencillos.
  • La cámara resulta en ocasiones caótica, perdiendo visibilidad en combates.

No te pierdas:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Completa la siguiente suma Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.