Total War: Attila – Estrategia y guerra

716
Total War: Attila

Total War: Attila es un videojuego de The Creative Assembly, que abarca el periodo histórico de 395 d. c. Tras la división del Imperio Romano, Imperio Romano de Occidente e Imperio Romano de Oriente, y con el nombramiento de Alarico I como rey visigodo. Es casi una expansión de Total War: Rome II.

Ficha técnica de Total War: Atilla

  • Nombre: Total War: Attila
  • Desarrolladora: The Creative Assembly
  • Distribuidora: Sega
  • Plataforma: PC
  • Lanzamiento: 2015
  • Género: Estrategia por turnos, táctica en tiempo real, histórico
  • Web: Total War: Attila
  • Puntuación: 8 puntos

Descripción del videojuego

Se trata de un juego de estrategia por turnos, al estilo Civilization, donde tienes muchas facciones con las que luchar o aliarte. En cambio cuando llegan las batallas cambia el escenario para luchar en tiempo real al estilo Imperivm, pero con más opciones de estrategia. Se aprovecha el contexto histórico para crear campañas en posibles pasados alternativos. Está doblado al español, tiene muy buenos gráficos y excelente sonido, por lo que la experiencia es muy positiva. De esta forma tenemos un juego diferente que ha absorbido muchos jugadores.

Total War: Attila

Análisis de Total War: Attila

El juego se lanzó como un juego independiente, sin embargo muchos jugadores consideraron que no contaba con las suficientes novedades, por lo que es más bien una expansión de Total War: Rome 2. Eso sí, si no has probado ningún juego lo mejor es que pruebes Total War: Attila ya que es el más logrado hasta la fecha. Para poder disfrutarlo lo primero que tienes que hacer es situarte en el contexto histórico. A partir de entonces empieza la aventura. Tendrás que tener en cuenta el terreno y la estación climática para las batallas. Podrás levantar campamentos donde quieras, aprovecharte del espíritu de los pueblos de aquel entonces y mil cosas más. Incluso tendrás un árbol de poder dentro de tu propia facción, donde podrás concertar matrimonios, divorcios, asesinatos… para asegurarte tu estabilidad interna. Las opciones son muy generosas, tanto en batalla como fuera de ella, aprovechando al máximo las dos interfaces que ofrece el juego. Y todo esto con opciones diferentes para cada facción. Y el tiempo: sólo tu lo decides. Ya que también puedes jugarlo online.

Lo bueno y lo malo de Total War: Attila

  • + El control de la jerarquía de tu facción.
  • – Escasas novedades con respecto a Total War: Rome 2.
  • + Genial oferta con respecto a la calidad, precio y la duración.
  • – La diferencia entre interfaz de turnos y tiempo real.
  • + Facciones con opciones, retos y objetivos diferentes.
  • – Problemas de navegación para controlar algunas batallas.

Total War: Attila

No te pierdas:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Completa la siguiente suma Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.