Configurar el mando para jugar al Skyrim

Hola amigos. En esta entrada voy a explicar el modo de configurar el mando para jugar al Skyrim. Personalmente intenté configurarlo y me costó conseguirlo, pero finalmente lo hice y aquí os voy a explicar cómo hacerlo.

¿Qué vamos a utilizar?

Además de un PC con Windows, el mando que queremos utilizar y el juego, necesitamos el Xppader, una interfaz que permite configurar un botón del teclado o del ratón para cada botón del mando. Esto funciona hasta fuera de los juegos, por lo que podrás utilizarlo para sustituir al ratón si así lo necesitas.

¿Cómo configurar el Xppader?

Una vez instalado se abrirá una interfaz rosa, es fea pero muy efectiva. Ahora tienes que abrir una imagen. Entre las imágenes de mandos que hay, elige la que más se parezca al tuyo. Una vez tengas la imagen baja a la pestaña de sticks, lo configuras y sigue bajando pestañas. Aquí lo único que haces es permitir al programa que detecte los botones de tu mando. Termina de configurar y habrás terminado el primer paso de configuración. Ahora vamos a configurar el mando para jugar al Skyrim.

¿Cómo configurar los botones del juego?

Ahora que tienes el Xppader configurado con tu mando, lo que tienes que hacer es establecer una acción de botón del teclado o una acción del ratón para cada botón del mando. Esto lo hacemos hecho nosotros para configurar el mando para jugar al Skyrim. Sigue los siguientes pasos correspondientes a un Dual Shock. Si tienes otro tipo de mando simplemente cambia cada función para ponerla en los botones correspondientes o como más te guste.

Xppader

  • Cruceta: ↑, ↓, →, ← (moverse por menús)
  • Select: R (envainar)
  • Start: ESC (Misiones, estadísticas y sistema)
  • Stick izquierdo: W, A, S, D (moverse)
  • Click stick izquierdo: Z (grito del dragón)
  • Stick derecho: movimiento del ratón (vista)
  • Click stick derecho: M (mapa rápido)
  • X: Click izquierdo del ratón (mano izquierda)Xppader
  • O: Click derecho del ratón (mano derecha)
  • ⬜: E (abre puertas y coger objetos)
  • : Espacio (salto)
  • R1: Alt (spring)
  • R2: T (esperar)
  • L1: Tabulador (abre el menú del personaje)
  • L2: L (cambia la vista del mapa)

Una vez hayas hecho esto entras en el juego y compruebas que todos los botones están en su sitio. Posiblemente haya algún botón cambiado, puedes arreglarlo entrando en el menú del juego (START), controles y seleccionando la tecla del mando que quieres para la acción que quieras cambiar (o que necesites añadir). Si eres un mago necesitarás la tecla para usar magia, y la puedes sustituir por otra que no utilices. Guarda los cambios y listo. Ten en cuenta que accederás al menú con el ⬜ y no con la X. Esto no se puede cambiar. Y de esta forma podrás configurar el mando para jugar al Skyrim.

La saga de The Elder Scrolls

La saga de The Elder Scrolls

Deja un comentario

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.