Guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios

Guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios

Te traemos una extensa guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios. Hemos transitado por cuatro guias sobre total war hasta ahora. Ahora le toca el turno a los consejos sobre los asedios. Hemos hablado de la interfaz, de los consejos esenciales y de las misiones para héroes y señores. Aquí no andamos con rodeos cuando hablamos de “guiar” a nuestros señores de guerra. Ahora profundizaremos en otros aspectos necesarios para ganar: las batallas, las unidades y los vientos de magia.

Vientos de Magia

Aquí abordaremos sobre los vientos de magia, su uso en batallas y el funcionamiento de los hechizos. Iremos abordando cada uno para integrarlos en una Guía de Warhammer III consejos básicos. Incluimos algunas recomendaciones para el uso de la magia: elemento importante en el mundo Warhammer. Sin nada más que agregar, comencemos.

¿Qué son los Vientos de Magia?

Los vientos de la magia son el equivalente en maná del mundo de Warhammer. Es un elemento cambiante que afecta las reservas de energía mágica de tus soldados. Como sugiere el nombre, es un “viento”, lo que significa que cambiará. Si pasa el mouse sobre cualquier provincia debería ver un cuadro con información sobre el área. En la parte inferior hay una descripción de la fuerza de los Vientos de la Magia.

Información importante

Esta información es importante ya que te dará una idea de la velocidad a la que tu ejército recuperará «mana«. Solo recuerda que la energía del viento cambiará de un turno a otro. No olvides que ¡La fuerza de los Vientos de la Magia es especialmente importante para las razas demoníacas! Claramente. Estos últimos obtienen poderes adicionales de ellos.

¿Dónde lo compruebo?

Puedes comprobar el estado actual de la energía mágica de tu ejército después de seleccionarlo. Verá un indicador a la derecha. La cantidad actual de «mana» está debajo. También verás allí la cantidad que se agrega cada turno (la cantidad máxima es 100).

La importancia del Maná

Puedes usar esta energía principalmente en batallas. Principalmente, porque gracias a los Vientos de la Magia, la raza Tzeentch también puede teletransportar sus ejércitos en el mapa de campaña.

Vientos de Magia en las batallas

Al comienzo de cada batalla, se extrae aleatoriamente una reserva de maná con la que puedes comenzar el juego. Es una energía adicional que no contribuye a tu reserva máxima de energía mágica. Esta bonificación no ocurre si tu ejército no tiene magos o en batallas relacionadas con misiones. En este último caso, la energía mágica está pre asignada. Al comienzo de cada batalla se hará un sorteo estilo “Ruleta” para designar Maná extra.

A falta de suerte: ¡comprar!

Sin embargo, si decides que el sorteo no salió como esperabas, puedes arriesgarte con la opción Comprar magia. Te permitirá volver a jugar a la «ruleta mágica«. Sin embargo, el nuevo grupo ya se basará en tus vientos mágicos máximos actuales. Corres el riesgo porque puede ser más pequeño de lo que era originalmente. Esto lo reducirá a largo plazo.

Arriésgate si andas con baja energía

Por lo tanto, vale la pena usar esta opción solo si tienes una cantidad de energía realmente pequeña. También si quieres usar tus hechizos más fuertes lo antes posible. No os recomendamos usar esto en batallas que sean muy extensas. Usar esta técnica en batallas muy largas puede ser contraproducente: un error y te quedad en cero. Usar estratégicamente este recurso es lo que recomendamos en este Tutorial de Warhammer III para ganar.

Guía completa de Warhammer III

Estate atento de la pantalla

Cuando comience el juego, mira la esquina inferior derecha de la pantalla. Cuando comience el juego, mira la esquina inferior derecha de la pantalla. Hay un «reloj de arena» allí. Su valor inferior muestra cuánta energía mágica tienes lista para usar en hechizos en este momento. Cada pocos segundos, este valor aumentará en 1, agotando así tu maná máximo hasta que se agote por completo.

Hechizos

Hay tres tipos de «hechizos» en esta guía para prepararte bien para el caos de Warhammer III. Cada uno de ellos se encuentra ubicado en una zona de la pantalla. Conocer su ubicación y los atajos en las teclas para activarlo es fundamental. Tanto como saber su tiempo de recarga y las bonificaciones secundarias que otorgan usarlos adecuadamente. A continuación os mostramos cuales son.

Hechizos de primer nivel

Después de seleccionar un héroe, echa un vistazo a su retrato. Sus habilidades están ahí, estos son los primeros “hechizos” por así decirlo. Están vinculados a su equipo actual. Más importante aún, estas habilidades no cuestan maná, pero tienen tiempos de recuperación más largos que la magia tradicional.

Hechizos de segundo nivel

El segundo tipo de hechizos se puede encontrar sobre el reloj de arena que muestra tu estado actual de Vientos mágicos. Los verás después de seleccionar tu personaje. Estos son hechizos relacionados con un señor (o héroe) y sus habilidades. Tienes que pagar con maná para lanzarlos, y varían según el personaje.

Hechizos de tercer nivel

El tercer tipo de magia son las habilidades del ejército. No están asignados a un héroe específico, sino a todo el ejército. Estos pueden ser hechizos de facciones o adquiridos a través de tecnologías, logros u otras formas similares.

¡Mucho cuidado!

No necesitan maná, pero por lo general hay un «trampa» al usarlos. A veces, tu señor necesita recibir la cantidad correcta de daño, otras veces tienes que derrotar a la cantidad correcta de enemigos. Otras veces tendrás un límite en la cantidad de hechizos que puedes lanzar en una sola batalla.

Hechizos y su funcionamiento

Probablemente no te sorprenda que haya diferentes tipos de hechizos. Puedes elegir entre hechizos que dañarán a tus enemigos. Sea que los dañen directamente o simplemente los debiliten. Otros hechizos ayudarán a tus aliados o invocarán nuevas unidades.

Facciones y diferencias

Cada facción tiene hechizos diferentes, pero sus efectos básicos a menudo siguen siendo los mismos. Algunos hechizos se lanzan directamente al enemigo. También hay hechizos que infligen daño en la dirección indicada, así como varias influencias mágicas. Seleccionar un hechizo será más fácil debido a los pequeños círculos sobre cada hechizo. En la sección de Facciones profundizaremos más sobre esto.

Características especiales

Por ejemplo, una cruz blanca sobre un fondo verde está curando. En cambio, un triángulo blanco sobre un fondo rojo hará que el enemigo se sienta peor. Así habrá diferentes figuras geométricas vinculándose con efectos en el campo de batalla. Lo que definirá la fuerza de estos hechizos será el uso preciso en las zonas más adecuadas para tu estrategia.

Ejércitos

En esta página de la Guía de Total War aprenderá cómo reclutar un ejército y reponer las pérdidas. Esto es de suma importancia porque, a diferencia de otros juegos de estrategia de guerra: aquí el ejército es importante. Pero no como “carne de cañón”, sino como peones en un juego de ajedrez. Abordaremos tres tópicos: 1) el reclutamiento del ejército y nuevas unidades, así como la reposición de unidades.

Total War: Warhammer III

Reclutamiento del ejército

Para crear un ejército, lo primero que debes hacer es reclutar a un señor para que lo dirija. Esto es fundamental, porque sin general de escuadrón, no hay necesidad de agrupar soldados. Por ello aquí te explicamos el paso a paso para lograrlo.

¿Cómo hacerlo?

Para hacerlo, seleccione cualquier asentamiento y haga clic en el botón marcado en la pantalla de arriba. Esto abrirá la pantalla de selección de señor. En la parte superior de la pestaña, puedes elegir el tipo de señor que liderará tu ejército.

Desbloquear nuevos Comandantes

A medida que juegas y desarrollas nuevas tecnologías/construyes edificios, puedes desbloquear nuevos tipos de Comandantes. Si elige un señor que usa magia, generalmente también puede elegir su «elemento». El menú dedicado a él está en el lado izquierdo de la pestaña. Esto afectará sus hechizos.

Las bonificaciones

Al elegir un líder, también debes prestar atención a los rasgos con los que comienza el juego (se enumeran debajo del nombre). Le darán algunas bonificaciones iniciales que pueden ser importantes para usted.

Costos de mantenimiento del ejército

Cada señor aumenta los costos de mantenimiento del ejército en un 1%. Si bien esto no es un problema importante al principio, puede ser un gasto importante en las etapas posteriores del juego. Recuérdalo.

Reposición de unidades (desgaste)

Durante el juego, tus unidades a menudo resultarán heridas. Esto puede suceder en la batalla o como resultado de su desgaste. La mayoría de las veces sucederá debido a la corrupción hostil o la enfermedad. Lo reconocerás por las calaveras sobre el ejército y su recorrido. Esto debilitará gradualmente tus unidades. Por supuesto, la salud del ejército también puede caer después de la batalla.

Retirarse para vivir otro día

En tal situación, lo mejor es volver a un área amiga. Sin embargo, incluso en terreno aliado «óptimo» (sin corrupción), tus unidades se regenerarán lentamente. Es mucho mejor esconderlos en un asentamiento o usar el modo de “acampar”. Esto te permite regenerarte incluso en condiciones desfavorables. Nunca tengas miedo de descansar: ninguna batalla se gana en un solo ataque.

Reclutamiento de nuevas unidades.

Para reclutar más soldados, primero debes elegir un ejército. Entonces debes prestar atención a lo que expondremos en la Guía de Warhammer III a continuación. Atento a los dos botones: global y local. Sin ellos: estas partidas están perdidas por la mala administración de un ejercito de un señor de la guerra inexperto.

Nuestras unidades.

Si quieres reclutar unidades de tu raza, tienes que pulsar el botón marcado en la parte superior. Esto abrirá dos pestañas de reclutamiento: global y local. Esto hará una diferenciación importante. Mucha atención.

Pestaña Global.

La pestaña global te permite reclutar tropas de todo el país. Esto significa que tiene acceso a diferentes tipos de unidades, incluso aquellas que no están en la provincia en la que se encuentra actualmente. Sin embargo, tiene el costo de un reclutamiento más largo y costoso.

Pestaña Local

La contratación local es más barata y rápida. Desafortunadamente, solo puedes reclutar tropas cuyos edificios hayas construido en la provincia donde está estacionado el ejército. Por lo tanto, es mejor tener áreas dedicadas con estructuras militares avanzadas que estarán relativamente cerca de la zona de guerra.

Límites establecidos

El número de unidades que puedes reclutar a la vez es limitado. Esto está representado por pequeños cuadrados debajo de la palabra «Globalmente» y el nombre de la provincia. Todas las unidades extra, que en este caso serían la cuarta y la tercera respectivamente, iniciarían su reclutamiento solo cuando haya una plaza disponible.

Juega Local y Global

Vale la pena usar ambos tipos de reclutamiento cuando necesite reclutar un ejército lo antes posible. Esto acorta significativamente el tiempo de contratación. Además, ciertas tecnologías y habilidades de señores te permiten aumentar el número máximo de unidades reclutadas al mismo tiempo.

Tiempos de reclutamiento

Reclutar cada unidad lleva una cierta cantidad de tiempo. Puedes ver el número de turnos necesarios para el reclutamiento encima del retrato del escuadrón. Además, debajo de cada unidad está la cantidad de dinero que debes pagar para agregarlos a tu ejército.

Mantenimiento de escuadrones

Sin embargo, el número a continuación es mucho más importante: representa la cantidad que debe pagar cada turno para mantener su escuadrón. A la larga, este es un valor mucho más importante y debe planificar su presupuesto en consecuencia.

Total War: Warhammer III

Tropas aliadas

En la Guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios también puedes reclutar unidades aliadas. Para hacerlo, necesita un puesto de avanzada (como describimos en la entrada sobre Diplomacia). Si ya tienes un aliado y has construido este edificio allí, tus unidades obtendrán acceso a otro botón de reclutamiento.

¿Cómo reclutar?

Para reclutar unidades aliadas, presiona el botón marcado arriba. Esto te permitirá reclutar unidades que sean nativas de otra facción (no todas, por supuesto, solo las seleccionadas). Cuesta lealtad, sobre la cual puede obtener más información en la página separada de Diplomacia.

Tropas disponibles y límites

Allí puedes seleccionar las naciones cuyas tropas están disponibles para usted (esquina izquierda). Sin embargo, ten en cuenta que hay un número máximo de tropas que puedes reclutar de esta manera (el número debajo de los retratos de las unidades).

Las batallas de esta guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios

Ahora entramos en la mermelada de la tostada: las Batallas. Aquí es donde se define la estrategia e inteligencia de la comandancia de tu ejército. Aquí damos unos tips que solo la una guía para evitar ser aplastado en Warhammer III puede ofrecerte. Es importante que tomes en consideración los elementos descritos. Estos son: comenzar la batalla, la pantalla de batalla, refuerzos, terreno, moral y fatiga.

Comenzando la batalla

Para comenzar una batalla, solo necesitas elegir tu propio ejército y moverlo a la posición del ejército enemigo. Cuando ambos ejércitos se encuentren, verás un panel con información básica. En la Guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios te damos el paso a paso.

Observa el escenario y tu pantalla

En el lado izquierdo y derecho puedes encontrar información sobre ambos ejércitos: sus números, unidades, etc. Sin embargo, presta atención a la sección de estandartes sobre las unidades y el nombre del señor.

Los banners y estandartes

Puedes recibir Banners por las batallas que has ganado. Si coloca un estandarte de este tipo en el inventario del Comandante, podrá dárselo a una unidad antes de la batalla. Les dará varias bonificaciones. Elige con cuidado, ya que solo afecta a una unidad.

Información útil

La información más útil está en el centro del panel. Además del nombre de la provincia y el tipo de terreno, también aprenderás qué tipo de victoria (o derrota) te espera. Si le entregas la batalla a la IA, así como cuál es el número estimado de bajas (aunque estos no son números exactos). Todo esto te aparece aquí.

Sosteniendo la batalla

Abajo, en la parte inferior central, hay 3 botones. Desde la izquierda podemos observar: resolución automática, comandando la batalla tú mismo y retirada. Cada uno de ellos definirá como se hará la batalla.

Botones extras

Además, hay dos botones más pequeños a la izquierda y a la derecha. El primero mostrará la vista previa del campo de batalla, el segundo te permitirá guardar el juego rápidamente.

Batalla

Casi todas las batallas comienzan con el dibujo de Vientos de magia. Esta «ruleta» determina tu maná inicial. Luego, comienza la fase de implementación. El área de batalla se divide en 3 partes:

  • Tu “espacio” donde puedes colocar libremente tus unidades.
  • El territorio enemigo: no puedes acceder a él durante la fase de despliegue.
  • La tierra de nadie: puedes colocar las unidades en Vanguardia allí, lo que te dará una ventaja estratégica.

Tierra de Nadie

Esta fase es especialmente importante si estás a la defensiva. Te permite desplegar tropas con precisión sin preocuparte por un ataque entrante. La Tierra de Nadie se convierte en el mejor escenario para crear estrategias impactantes. Además que da una perspectiva de ataque imponente. Quien conquiste Tierra de Nadie tiene más oportunidades de vencer.

Pantalla de batalla

La esquina superior izquierda contiene varias opciones. Comenzando desde la izquierda: puedes ir al menú, seleccionar el último consejo del asesor. Allí podrás ir a la página de ayuda general del juego y ver la lista de unidades y hechizos de la facción. Sigue nuestros consejos en la guía de Warhammer III y ganarás con ventajas. Aquí mostramos los aspectos importantes para ganar las batallas.

El cronometro

En la parte superior, en el centro del mapa, hay un cronómetro: muestra cuánto tiempo ha durado la batalla. Junto a él, puedes ver las escalas de batalla. Muestra la dinámica general de la lucha con respecto a la fuerza de las unidades y su número. Las escalas solo cuentan las unidades que están actualmente en el mapa. Esto significa que los refuerzos no cuentan.

Uso del tiempo y la brújula.

En la esquina superior derecha puedes ver el manipulador de tiempo. Usa estos botones para ralentizar, detener o acelerar el curso de la batalla. El botón al lado (brújula) te permitirá pasar inmediatamente a la vista táctica de la batalla. Esto significa que la cámara se alejará lo más posible, permitiéndote ver todo el mapa y desplegar tus unidades.

El mini mapa

Un poco más abajo hay un mini mapa que puedes acercar y alejar. Las pestañas de tu unidad están en la parte inferior de la pantalla. Las pestañas de su unidad están en la parte inferior de la pantalla. El retrato de la unidad actualmente seleccionada está a la izquierda. A la derecha encontrarás los hechizos de ejército y el estado actual de tu «mana».

Tus unidades

Si pasa el cursor sobre una unidad, verá información sobre su estado. Aquí puedes ver si está fresco y con ganas, y qué tipo de unidad es. Debajo de los retratos de las unidades hay botones que te permiten dar órdenes a tus tropas. Desde la izquierda:

Moverse rápido

Cuando elijas una unidad y le exijas moverse rápido, llegará más rápido a donde le indiques. La única desventaja es que se agotará muy rápido. Esto puede ser contraproducente si lo llevas directamente a una batalla.

Guía de Total War: Warhammer III

Combate a cuerpo

Este te permitirá cambiar el estilo de combate a la modalidad cuerpo a cuerpo. Esto hará que entonces incluso las unidades que disparan se moverán a un choque directo.

Detener el ejército y agrupar

Habrá un botón para detener a los ejércitos. Así como agruparlos. Sobre el primero no hay mucho que decir. Pero en relación al segundo (agrupar) este botón le permite agrupar sus unidades. Selecciónelas manteniendo presionada la tecla «alt» o «shift» y haga clic en ellas con el mouse. Es una opción muy útil que debes usar a menudo

Modo de guardia, formación o retiro de unidades

Aquí mostramos los distintos modos de guardia. Esto significa que si le activas esta opción tus unidades no correrán tras el enemigo. En el caso de formarlas, con seleccionarlas con el mouse podrás hacer la formación que quieras. Si la batalla se pone peliaguda, también podrás emitir la orden que se retiren.

Unidades voladoras

Si seleccionas las unidades voladoras, verás un comando para aterrizar (un botón con alas y una flecha hacia abajo).

Refuerzos

También podrás presionar el botón de solicitar refuerzos, incluyendo a todos los de tu área. Si más de un ejército se une a la lucha, verás un marcador en la esquina del mapa (será rojo para una unidad enemiga). Su posición depende en gran medida de cómo se desplegaron los ejércitos en el mapa de campaña.

Atención

Sin embargo, puedes cambiar las ubicaciones de llegada de tus refuerzos moviendo este marcador a lo largo de la línea final del mapa. Esto aumentará el tiempo de espera para los refuerzos (cuanto más te muevas, más tiempo tendrás que esperar).

Tipo de terreno

Durante una batalla, también debes tener en cuenta el tipo de terreno. A veces hay obstáculos naturales en el campo de batalla que pueden proporcionar una muy buena cobertura o protección para el flanco o la retaguardia. En la Guía de Total War: Magia, ejércitos y asedios os mostramos todo lo que necesitas saber sobre el terreno.

Usa el terreno a tu favor

Algunas unidades también pueden esconderse en el bosque del enemigo. Esto permite emboscadas y maniobras tácticas más complejas. Si estás posicionado en una colina, tendrás una ventaja significativa sobre el enemigo. Te dará una bonificación a la defensa ya tus unidades de tiro. Tener el terreno alto es una ventaja indiscutible: sino pregúntale a Obi Wan.

Moral

La mayoría de las unidades tienen moral. Está representado por una barra blanca debajo de la salud de la unidad. El rasgo de Liderazgo es responsable de su valor. Si la moral de tus unidades cae a 0, comenzarán a huir. Sin embargo, existe la posibilidad de que regresen, siempre que no se hayan roto por completo.

¿Qué afecta la Moral?

La moral se ve afectada negativamente por grandes pérdidas, perder una batalla, la muerte de un señor, aliados que escapan, unidades enemigas que causan terror, el medio ambiente y recibir disparos de unidades enemigas a distancia. Cubrir los flancos (estar cerca de los soldados aliados) y la presencia de un señor tienen un efecto positivo.

Fatiga

La fatiga es otra estadística que debes vigilar. Puede ver su estado pasando el cursor sobre una unidad. Cuanto más cansadas estén tus unidades, peor se desempeñarán en la batalla. También serán cada vez más lentos.

Es importante tenerla presente

La forma de lidiar con esto es retirar una unidad determinada de la lucha por un momento, aunque puede ser imposible durante una batalla. Por lo tanto, vale la pena ahorrar unidades si es posible. No los hagas correr si están lejos del oponente.

Las unidades de esta guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios

Si desea obtener más información sobre las unidades, mire dentro del Explorador de unidades y hechizos. Aquí puede consultarlo antes de elegir una campaña, desde el mapa de la campaña y durante la batalla. Aquí abordaremos sobre los tipos de unidades, sus características las experiencias.

Tipos de Unidades

Las unidades se dividen en diferentes tipos. Tu ejército incluirá infantería, caballería, tiradores, monstruos, unidades voladoras y artillería. Tenga en cuenta que cada uno de estos grupos tiene un papel que desempeñar en el campo de batalla.

Propósitos

El propósito de la caballería es atacar desde el flanco y ocupar a los tiradores enemigos. Los tiradores y la artillería debilitarán al enemigo incluso antes de que ocurra el combate cuerpo a cuerpo (también son útiles durante los asedios), mientras que el propósito de la infantería es mantener la formación y detener el ataque de las principales fuerzas enemigas

Unidades y Facciones

Sin embargo, cada facción en el juego es diferente y tiene diferentes fortalezas y debilidades. Por ejemplo, la caballería no siempre será rentable y es posible que algunas facciones no tengan artillería.

Características de la unidad

Todas las unidades tienen sus estadísticas. Es más fácil de comparar en el Explorador de unidades. Simplemente seleccione una unidad y mueva el cursor sobre otra. Las estadísticas de ambas unidades aparecerán a la derecha. Si seleccionas una unidad, toda la información necesaria sobre ella aparecerá en el lado derecho. Analiza tus unidades para elegir las mejores.

¿Dónde encontrarles?

Las características de una unidad dada están en la parte superior. Muestran sus fortalezas y bonificaciones. Cuando pasa el cursor sobre ellos, obtendrá su descripción detallada. Familiarízate con ellos. Por ejemplo, es bueno tener unidades que puedan perforar armaduras y que sean efectivas contra objetivos grandes (especialmente más adelante en el juego). La barra verde representa la salud máxima de una unidad.

Elementos a tener en cuenta

Es importante tener en cuenta el nivel, tamaño físico de la unidad y cuántos soldados tiene. Sobre todo cuanto cuesta mantenerla. Las estadísticas de la unidad están abajo. Dependiendo del tipo de ejército, su lista cambia. Los tiradores también tendrán valores relacionados con la potencia de disparo y la cantidad de proyectiles.

Elegir sabiamente

Al elegir una unidad, tenga en cuenta para qué la necesita. Si quieres a alguien que flanquee a las tropas enemigas o cargue contra los arqueros, la unidad será distinta. Por supuesto, si este es tu objetivo, debes prestar atención a la velocidad de la unidad y la potencia de carga. Por otro lado, si quieres una unidad que detenga el ataque enemigo, la armadura y el combate cuerpo a cuerpo serán cruciales.

Experiencia

Las unidades ganan experiencia por las victorias y los enemigos derrotados. Puedes ganar 9 rangos como máximo. Están marcados en los retratos de tus unidades como «charreteras» de bronce, plata y oro (tres por nivel). Cuando pasa el cursor sobre él, puede ver el rango actual de su unidad y las bonificaciones que proporciona.

Total War

Guía de Total War Warhammer III: Asedios

Lo que es importante a tener en cuenta en este apartado es sobre lo siguiente. Estos son: Suministros de Defensa, Fortificaciones, Puntos Estratégicos de Defensa. Por último, prepararse para el asedio es fundamental. Iniciaremos por el último punto en nuestra extensa y especifica guía sobre asedios en Warhammer III.

Preparándose para el asedio

Atacar asentamientos nunca es fácil. Puedes matar de hambre a los defensores, pero siempre lleva mucho tiempo y el juego continúa. El caso anterior tomará 8 turnos, que puedes ver en la esquina superior izquierda de la pestaña de asedio, junto a la cantidad de suministros de defensa que tienen los defensores.

Asedio inteligente

Por lo general, la tormenta es la mejor solución. Si estás a punto de atacar un asentamiento sin muros, puedes hacerlo de inmediato. Esto comenzará una batalla. Sin embargo, si el asentamiento está amurallado, primero debes construir equipo de asedio (torres y arietes, lo que lleva tiempo) o tener tu propia artillería en el ejército (o algunas otras unidades grandes).

El otro bando

Para el bando atacante, la lucha parece más o menos una batalla estándar. La única diferencia es que el enemigo está fuertemente atrincherado y cuenta con el apoyo de barricadas y torres de tiro. También te enfrentarás a una dificultad adicional: calles estrechas.

La ventaja del enemigo en su contra

Si el enemigo tiene la ventaja, pero aún quieres intentar conquistar el asentamiento, entonces asáltalo, pero no asaltes todavía. Existe una gran posibilidad de que el enemigo te ataque, y luego la batalla tendrá lugar en campo abierto. Te dará una gran ventaja. La situación cambia si estás en defensa. En tal caso, obtendrás una serie de opciones durante la batalla.

Suministros de defensa

Los defensores del asentamiento obtienen un «recurso» adicional: suministros de defensa. Tendrás algunos de ellos al comienzo de la batalla. La cantidad depende en gran medida de la duración del asedio. Su recurso crece con cada turno y de los edificios que hayas construido.

Ventaja pasiva

Además, también lo obtienes de forma pasiva durante la batalla por controlar los puntos estratégicos del Defensor. Puedes comprobar su importe en la parte superior de la pantalla. Este recurso se usa para construir fortificaciones; puedes usarlo para construir barricadas y torres de defensa.

Fortificaciones

Las fortificaciones solo se solo se pueden colocar en lugares designados. Los reconocerás por el martillo verde. El lugar para torres y barricadas también está predefinido, no puedes moverlos como quieras. Cada fortificación tiene 4 niveles.

¿Mejor momento para hacerlo?

El mejor momento para construir es la fase de preparación antes de la batalla. Las fortificaciones no tardan en construirse entonces. Desafortunadamente, durante la pelea tienes que esperar a que se construya la estructura.

Puntos estratégicos del defensor

Hay varios puntos estratégicos defensores en todo el asentamiento. Como se mencionó anteriormente, le brindan suministros de defensa cruciales. Sin embargo, también están vinculados a fortificaciones.

Consejo

Si el enemigo se hace cargo de dicho punto, todas las estructuras de defensa en su vecindad desaparecerán y el oponente se acercará a la victoria. Sin embargo, no vale la pena defenderlos a todos si tu poder militar es mucho menor. Es mucho mejor atrincherarse en un punto que sea fácil de defender y esperar al enemigo.

En conclusión

Si has tenido suficiente de nuestros consejos, pues te aseguramos que quedan más. Si no completas la Guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios no podrás vencer en el campo de batalla. Aquí hemos analizado a fondo sobre el proceso de batallas y todo lo que tienes que tener en mente. Finalizamos aquí con esta guía de Total War: Warhammer III: Magia, ejércitos y asedios. Nos vemos, Comandante en Jefe, hasta la próxima batalla.

  Angelus LLC: Servicios digitales para webmasters  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completa la siguiente suma * Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.

Scroll al inicio