Nota: 8.9

Diversión
Gráficos
Historia
Jugabilidad
Sonido
Innovación

Dark Souls III es la perfección de la fórmula. Pues esta serie ha propuesto un reto diferente al jugador, donde se prima la habilidad, la capacidad de evolución y el deseo de superarse a sí mismo. Bienvenidos al horror y la oscuridad que suponen un

Ficha técnica de Dark Souls III

  • Serie: Dark Souls
  • Año: 2016
  • Generación: Octava generación
  • Disponible para: Windows, PlayStation 4 y Xbox One
  • Género: Rol, acción
  • Desarrollador: FromSoftware
  • Editor: Bandai Namco
  • Texto: Español
  • Voces: Inglés
  • Duración: 35-55 horas
  • Jugadores: 1-6 cooperativo y online

[/vc_message]

¿Qué hay de nuevo en Dark Souls III?

En los primeros momentos parece la repetición de las anteriores entregas, con monstruos y retos que resultan muy familiares. Sin embargo, y aquí viene la virtud de Dark Souls III, es que según avanza el juego la dificultad aumenta más y más. Sientes que te va estrangulando poco a poco, hasta el punto de tener que volver a aprender de tus errores para avanzar. Pues la aventura tenebrosa tiene mucho ritmo, los escenarios están cargados de detalles y los jefes finales… ¡Guau! Enfréntate con monstruos gigantes y muy complejos. Además de conocer sus puntos débiles deberás ser muy rápido.

Dark Souls III

La ilusión tenebrosa se perfecciona

Al igual que los creadores exigen a los jugadores aprender de sus errores, FromSoftware aprendió de las anteriores entregas para perfeccionar la fórmula. Si en títulos anteriores habían malas animaciones por ejemplo, en Dark Souls III tenemos geniales movimientos de los personajes, que parecen sacados de una película. Y así con todo, porque esta nueva entrega perfecciona todo lo visto hasta entonces y gestiona la dificultad de forma magistral. Pues es el videojuego definitivo de Dark Souls.

Un escenario complejo, de gran diseño artístico

Si bien es verdad esta tercera entrega no supera en cuanto a escenarios al primer Dark Souls, pero tampoco decepciona. Si bien el primer episodio tenía mapas insuperables, con angostos laberintos y conectando localizaciones, jugando con el ritmo. En cambio Dark Souls III ofrece un bestial mundo subterráneo conectado con diversas rutas, muy bien planteado. Tanto que si comprendes el mapa te ahorras mucho tiempo de deambular perdido. Además, será imposible ver todas las localizaciones en la primera partida. Y todo ello con incontables trampas que dan profundidad a cada gruta, cargadas de guiños.

Dark Souls III

Luchando en las tinieblas

Respecto al combate es algo en lo que también se ha innovado. Los tiempos ahora son más rápidos, dando lugar a luchas dinámicas. Para ello se vuelve a equilibrar los armamentos. Este es otro elemento que se ha modificado, ya que no se puede mejorar las armas y armaduras. Pero esto no es un problema, gracias a la gran variedad que hay. Por tanto, se da prioridad a la posibilidad de cambiar de armas. Esto también ayuda a mantener la dificultad del juego para todos los tipos de personaje que crees. Sin embargo es muy importante aumentar la vida, ya que los escudos son menos importantes en Dark Souls III.

La historia de Dark Souls III

Lo cierto es que esta saga tiene una forma peculiar de contar su trama. Lo hace a través de las descripciones de objetos. Sin embargo el juego no está muy bien traducido y en ocasiones hay momentos que podemos perder el hilo debido a malas traducciones. Pero lo que está claro es que la historia es muy superficial, dejando la posibilidad de que el jugador haga su propia interpretación. También hay que destacar que está cargada de oscuridad, muerte y leyendas.

Dark Souls III

Lo bueno de la historia es, una vez más, las misiones secundarias. Todas ellas tienen su propia historia detrás, así como secretos y diferentes formas de resolverlas. Y lo mejor de todo, es que según las resuelvas influirán de una forma u otra en tu personaje. Todo con un halo de misterio que dan ganas de re-jugar la partida para ver todas las resoluciones posibles.

Una dificultad planteada para jugar en cooperativo

Así es. Dark Souls III propone un reto de dificultad tan grande, que aumenta según avanzas en la partida, que se vuelve casi imprescindible jugar en cooperativo. Si decides jugar a este juego en solitario, entonces deberás tener en cuenta que tu habilidad se pondrá a prueba en todo momento y tendrás que mejorar, aprendiendo de tus errores. Muchos jugadores no ven esto con buenos ojos, pero si buscas un reto constante, entonces has llegado a tu destino. En especial destacamos la dificultad de los jefes finales, cada uno más difícil que el anterior, hasta llegar al último: el reto definitivo.

Lo mejor:

  • Mantiene la fórmula, pero la perfecciona y supone el reto mayor.
  • La lucha ha mejorado, con variedad de armas y equilibrio de clases.
  • Gran personalización del personaje.
  • Belleza artística del paisaje, junto al diseño de la estructura.
  • Gran número de enemigos y dinámicas.
  • Impresionante banda sonora.

Lo peor:

  • No es la mejor calidad gráfica y no es estable.
  • La alta dificultad en solitario puede llegar a frustrar.
  • Hay momentos que parecen ya vividos en entregas anteriores.

No te pierdas:

Dejar respuesta

Escribe tu comentario.
Escribe tu nombre

Completa la siguiente suma Si el límite de tiempo se agota, recarga el CAPTCHA.