Angelus

Angelus

Muy buenas a todos. Soy el autor de tus-videojuegos.com, una web dedicada al mundo gamer. El apodo Angelus viene de mi nombre: Angel Luis. También podéis encontrarme como Angelus197. Mi pasión es escribir, ya que soy escritor y escribo sobre todo lo que me gusta. Tengo pasión por muchas cosas como hacer páginas web, ver películas y series… y ¡los videojuegos!

Contacto | Twitter | YouTube | Facebook | Pinterest

Biografía

Desde que era joven siempre he querido hacer algo diferente al mundo. Siempre he querido destacar, dar un paso al frente. Por ello escribí varias novelas, de las cuales dos fueron publicadas. La primera fue La pesadilla del Diablo, inspirado por la saga de novelas de Anne Rice, Entrevista con el vampiro. La segunda de ellas es una obra de fantasía, con multitud de tramas y enigmas.

La pesadilla del Diablo

En el segundo libro me inspiró la decepción que sentí con El señor de los anillos, tanto las películas como los libros. Pensé que era un mundo rico en conceptos, pero desaprovechados al ser un argumento tan simple. Ir y destruir el anillo. ¿En serio? ¿Todo el mal se termina con la destrucción de un objeto de poder? Y decidí crear mi propia historia donde imaginé ese mundo de ficción que tanto ansiaba descubrir. Se llama El enigma de los dioses y podéis leer la primera parte al completo en mi otra web.

El enigma de los dioses portada

Además he escrito poesía, tengo iniciada una nueva saga de fantasía, historias cortas y un montón de cosas más. Muchas de ellas han sido publicadas.

Mi experiencia como gamer

Lo cierto es que los videojuegos me apasionan desde que era pequeño. He jugado desde que era pequeño a muchos juegos. Zelda II: Adventure of Link. Como he dicho, soy una persona singular. No suelo dejarme arrastrar por las corrientes. Sino que tengo mi opinión bien sólida de las cosas y no me dejo influenciar por nada, ni nadie. Por ello he disfrutado con juegos que a otras personas no le han parecido bueno, aunque también he jugado a otros donde sí he compartido esa satisfacción. Por ejemplo con Super Mario World. Mi primera consola fue la NES. Luego jugué en casa de amigos, hasta que me compré la PlayStation, de la que no me pude separar.

Zelda II

Ya era adolescente, no un niño, cuando empecé a disfrutar de juegos que pasaron a la historia como Metal Gear Solid, Resident Evil 3: Nemesis o Final Fantasy VII. Sin embargo juegos anteriores o posteriores no me llegaron a convencer, por ejemplo con las secuelas de MGS y las precuelas de RE. En el caso de la saga de Square Enix, mi desarrolladora favorita, también disfrute con FFVIII. Sin embargo la mayoría de juegos tampoco me han terminado de gustar, a excepción de FFVX y FFXV. Por cierto, he flipado con el remake de Midgar, pero… demasiado lineal.

Remake de Final Fantasy VII

Aunque sin duda mi saga favorita es Pro Evolution Soccer, donde he jugado todos los años. De su gran competidor, tengo que decir, que disfruté FIFA 98: Rumbo al mundial, el primer videojuego de fútbol al que jugué, con ese modo de fútbol sala que me fascinó. Había un pique entre los amigos. Y otro juego al que exprimí durante muchas horas fue Crash Team Racing, con esas carreras locas. Era adictivo, especialmente con amigos.

Fútbol sala de FIFA 98

Las nuevas generaciones

Después de la PlayStation, también me compré la PS2. Pero tengo que decir que el catálogo de juegos no me pareció que llegara a la altura de la primera consola de Sony. Hay joyas inmortales como Resident Evil 4 o PES 6 que son sublimes. Y otro juego al que dediqué mucho tiempo fue GTA: San Andreas, que me fascinó con ese primer mundo abierto en el que se podían hacer mil cosas. Por supuesto jugué a muchos juegos más, pero estos que he citado son los que mas me impactaron y mayor recuerdo tengo sobre ellos.

PES 6

Después el salto a las nuevas generaciones lo di en ordenador. Me compré un PC Gaming pensando en jugar a todos esos videojuegos que no podía, al no tener las consolas correspondientes. Jugué, por supuesto, a los nuevos Pro. Otro de los jugos que más estoy disfrutando, porque sigo jugándolo, es el League Of Legends. En sus inicios todavía lo disfrutaba más, porque hice varios grupos de amigos, uno de ellos con el equipo de colaboración de la web. Yo soy un especialista en mid, con Brand, de ahí el avatar del monstruo de fuego que uso en muchas ocasiones. Y por supuesto, jugué mucho al Red Alert, el antiguo Command and Conquer de PSX, que para jugarlo entonces teníamos que juntarnos con 2 teles, 2 juegos, 2 mandos, 2 consolas y 1 cable que las conecta.

Red Alert 1

Pero el videojuego de ordenador que más me impactó en ese momento fue TES: Skyrim, un mundo abierto impresionante que podías moldear a tu gusto. Pues después de pasármelo lo redescubrí instalando mods y plugins que añadían extras muy interesantes. La experiencia del juego, ya de por sí magnífica, se amplió mucho más, haciéndome descubrir un mundo nuevo. Un descubrimiento que me hizo replantearme nuevas metas.

The Elder Scrolls V: Skyrim

Personalizar videojuegos

En Windows encontré otro fetiche importante: editar videojuegos. Lo hice con rFactor, la edición de jugadores y equipos en PES, Pro Cycling Manager… Muchas veces me tiraba configurando los juegos más tiempo, que después jugándolos. Pero hacía que tuviera videojuegos para toda la vida. Por ejemplo en PES hice juegos con todos los campeonatos, equipos y jugadores de leyenda. Por cierto, soy del Valencia, por lo que ese equipo tiene hasta Angulo. Y es que cuando decía todos los clásicos me refiero hasta el Alcorcón que derrotó al Madrid en la mítica eliminatoria de Copa y el Elche que subió a Primera. Lo mismo hice en PCM con todos los ciclistas de la historia. ¿Te imaginas un Tour con Indurain, Armstrong y Eddy Merckx disputándolo? Y lo mismo rFactor con la Fórmula 1.

Desarrollando un videojuego

Cuando inicié el proyecto de tus-videojuegos.com (que por cierto surgió de los artículos de videojuegos de articulosdeopinion.net), conocí un montón de colaboradores que publicaron reseñas en la web. Fueron gente con la que me llevaba genial. Hablábamos de videojuegos durante horas, compartiendo ideas y debatiendo. Incluso se hizo un canal de YouTube (que fue suspendido) donde subimos algunos vídeos. Fue una etapa maravillosa de la que surgió un nuevo proyecto. Con una de estas personas hablé sobre mis deseos de crear mi propio videojuego. Siempre he sido una mente inquieta, y he querido crear cosas nuevas. Él me aseguró que se podría hacer para PC con el RPG Maker. Llegamos a un acuerdo: desarrollaríamos el juego a medias, encargándose él de la parte técnica y yo de la concepción del mundo. Y así lo hicimos.

Quintaesencia

Durante casi un año estuvimos creando un mundo de fantasía. Iba a ser un proyecto super ambicioso, ¡el primer videojuego de mundo abierto de verdad! El jugador podría hacer realmente lo que quisiera, y el mundo giraría a su alrededor, dependiendo de los logros que consiguiera. Pero un día este chico decidió abandonar el proyecto. Yo no me rendí y seguí peleando, buscando otras personas y aprendiendo por mí mismo cómo funciona el programa. Conseguí las dos cosas: sabía manejar el programa y conseguí un equipo de unas 10 personas. Durante unos meses estuvimos dándole caña y avanzamos mucho. Pero este equipo también se disolvió. Había desacuerdos, ya que unos trabajaban más, otros menos, y mi idea de repartir beneficios según porcentaje de trabajo no les convenció. Así que de nuevo me quedé sólo.

Quintaesencia

Actualmente sigo buscando alguien que me ayude a desarrollar el proyecto. Y tengo que decir que el juego está en un punto muy avanzado. Lo podéis ver aquí: Quintaesencia. El título hace referencia a las diferentes esencias o magias que hay en el mundo de fantasía. Realmente sólo falta completar el mundo abierto y corregir algunos errores. De hecho con un poco más de trabajo se podría lanzar un Early Access en Steam, que es mi objetivo. Aunque me lo estoy tomando con un poco de calma, debido a la cantidad de proyectos donde me veo envuelto. Porque a todo esto sigo escribiendo libros, creando nuevas páginas web, escribiendo reviews de series y películas en articulosdeopinion.net y viciándome a videojuegos. El secreto: ¡Disfrutar del camino!